Greenpeace: Se ha destruido el 33 % del empleo pesquero en la Comunitat

0
3

EFE.- En términos relativos, el empleo en la pesca no artesanal ha registrado una disminución del 36,3 % en la Comunitat en ese periodo, frente a una caída del 11,1 % en la artesanal.

Según Greenpeace, ese dato "demuestra la necesidad de impulsar medidas que potencien el sector sostenible por ser éste el que garantiza el empleo y la salud de los océanos".

La organización ecologista ha aportado estas cifras con motivo de la llegada mañana al puerto de Dénia (Alicante) de su buque ‘Arctic Sunrise" con el que realiza la campaña "La pesca sostenible es el futuro", que tiene como objetivo demandar una reforma de la Política Pesquera Común que beneficie a pescadores y océanos.

Este barco, que se encuentra fondeado en Barcelona, zarpó el pasado mes de marzo desde Rumanía y ya ha recorrido varios países europeos del arco mediterráneo (Rumanía, Bulgaria, Grecia, Croacia e Italia). Tras permanecer en Dénia, se dirigirá a Bilbao.

Según un informe de Greenpeace, que lleva como título "Empleo a bordo", la reducción de los puestos de trabajo en la pesca en la Comunitat, sin incluir la acuicultura marina, se cifra en 850 colocaciones, lo que "en términos relativos implica una caída del 27,2 %".

Destaca que la pesca no artesanal es "mayoritaria" en la Comunitat, al acaparar el 56 % del empleo en el sector pesquero, sin incluir la acuicultura marina.

La actividad pesquera, incluida la acuicultura, da trabajo a unas 2.825 personas en la Comunitat y representa el 5,9 % del empleo generado a nivel nacional en este sector.

Según Greenpeace, la Política Pesquera Común, actualmente en proceso de revisión en Bruselas, "ha potenciado durante años a los grandes buques industriales con una gran capacidad de captura y de destrucción, en perjuicio de la flota artesanal, mucho más respetuosa con el medio ambiente y que ofrece empleos más estables e inclusivos".

Por ello, la asociación ecologista pide a la Generalitat y al Ministerio de Medio Ambiente que apuesten por una política pesquera que tenga a los pescadores en su epicentro, lo que "no sólo repercutiría positivamente en el empleo, sino también en la salud de los océanos".