Griñán exige las mismas reglas para los productos agrarios de terceros países

0
6

  "Para ello necesitamos una política internacional que garantice que las fronteras no van a ser permeables a productos que compiten con ventajas ilícitas", ha remarcado Griñán, quien ha señalado también la importancia de la unión del sector para lograr una correcta retribución a los productores.

   Griñán, quien ha intervenido ante los socios y trabajadores de la cooperativa almeriense, a la que ha puesto como ejemplo de integración, ha recordado que depende del sector lograr una mayor unión y ha subrayado que, "si la demanda se une, la oferta también debe unirse para equilibrar las fuerzas del mercados".

   Ha subrayado que "la unión hace la fuerza" y ha afirmado que el cooperativismo es una "fórmula espléndida" de concentración porque no solo permite ganar tamaño desde el punto de vista de la oferta sino también obtener apoyos a la producción, la investigación y la innovación.

   Asimismo, ha animado al sector, que ha calificado "de vanguardia", a mantener y mejorar su competitividad con un "producto único, diferente, distinto, con valor añadido y con calidad" que se imponga en los mercados frente a los que no ofrecen las mismas garantías.

   Griñán ha añadido que también hay "cosas que puede y debe hacer la administración" por el sector, como agilizar y facilitar la actividad y no entorpecerla, fomentar la innovación y la investigación, y desarrollar las infraestructuras de transporte necesarias, aspecto en el que ha reivindicado que "el eje del litoral no se detenga en Valencia y llegue a Almería".

   También se ha referido a la necesidad de "subordinar la economía financiera a la economía productiva", en un momento en el que "el movimiento especulativo de los mercados financieros está poniéndose por encima" de las necesidades del tejido productivo.

   El presidente andaluz ha apuntado que, en un contexto de crisis económica, el sector agroalimentario ha demostrado que "aguanta mejor", pese a sus "debilidades y problemas", gracias a su capacidad, un bien "intangible" que a su juicio también hay que exportar para llevar "a la mente de los gobernantes europeos que la innovación, la investigación y la seguridad alimentaria es lo que hay que fomentar y favorecer".

   Por ello, ha expresado su "verdadera admiración" por el sector hortofrutícola almeriense y la "transformación" y "salto cualitativo" que ha logrado la provincia de Almería en las últimas décadas.

   La "fórmula ganadora" de Almería ha consistido en "la constancia, el trabajo y el esfuerzo" y en la capacidad de innovación centrada en lo que "produce valor", ha explicado Griñán, quien ha advertido de que "en el camino de la economía los atajos generan burbujas y las burbujas generan desplomes".

   Griñán ha ensalzado "el inconformismo de que lo que se ha hecho hoy es peor de lo que se va a hacer mañana", y que ha permitido que Almería se convierta en "una de las tierras más admirables de Andalucía".

   El presidente andaluz ha puesto como ejemplo de este modelo a la cooperativa Vicasol, que cuenta con 500 socios agricultores y una producción anual de unos 150 millones de kilogramos.

   La cooperativa ha invertido más de tres millones de euros en ampliar sus instalaciones en 16.000 metros cuadrados, lo que le ha permitido crear 200 puestos de trabajo directos.