Grupo San Ramón producirá fertilizante orgánico con purines de su ganado

0
9

EFE .- Según un comunicado de la empresa, gracias al estiércol de su propio ganado, que es completamente orgánico y sin aditivos, por lo que es apto para la agricultura ecológica, prevé producir anualmente cinco millones de litros de fertilizante sólido y facturar cerca de dos millones de euros por su venta.

Con la comercialización de este nuevo producto, que sale al mercado tras dos años de investigaciones y desarrollo, la compañía emprende una nueva etapa marcada por la diversificación hacia áreas estratégicas y por la dirección de la firma por parte de la tercera generación.

"Con más de 70 años de trayectoria en la industria ganadera valenciana, la firma se ha marcado un nuevo plan estratégico que supone la inversión en áreas de alto valor añadido y que coincide con el relevo generacional de la dirección", afirma José Antonio Moreno, Consejero Delegado del Grupo San Ramón.

La principal actividad de Grupo San Ramón es la producción láctea, que alcanza los 13 millones de litros anualmente y que tiene previsto incrementar para este año un 7,5 por ciento.

Además, produce energía eléctrica a través de una planta propia de generación de biogás que le permite comercializar su producción energética, según Moreno, que indica que la compañía factura 600.000 euros anuales gracias a esta línea de negocio.

La compañía, que facturó 5,2 millones de euros en 2010, tiene previsto cerrar el año con un incremento del 21,5 % en sus ventas, hasta los 6,32 millones, gracias al aumento de la venta de leche y las nuevas áreas de negocio.

La firma valenciana distribuirá este nuevo producto tanto en el canal doméstico como agrícola a través de las marcas ‘Bonora Fertilizante’ y ‘FBO’.

"Por sus especiales características este fertilizante es perfecto para su uso en plantas domésticas y huertos urbanos, ya que es totalmente ecológico y no contiene ingredientes artificiales", ha destacado el Consejero Delegado de la compañía, quien ha agregado que es "único en el mercado" porque incorpora "un alto contenido mineral, sales y nitratos".

Para acometer su proyecto de diversificación en áreas de alto valor añadido, la compañía ha invertido cerca de 19,5 millones de euros en los dos últimos años, y gran parte de la inversión se ha destinado a las nuevas instalaciones que tiene en Requena.