La Asociación Profesional de Guardas del Medio Natural del Principado (Agumnpa) ha pedido que se reconozca a los miembros de este colectivo destinado a la Brigada de Investigación de Incendio (BRIPAS) la condición de agentes de la autoridad y policía judicial para que puedan llevar a cabo sus investigaciones más allá de las causas técnicas de los fuegos.

En un comunicado, Agumnpa ha recordado que las BRIPAS dependen orgánicamente de la Consejería de Presidencia pero funcionalmente del ente público Servicio de Emergencias (SEPA) que, según este colectivo, incumple la normativa vigente en cuanto a coordinación con la Dirección General de Justicia y en la dotación de los medios de uniformidad y acreditación legalmente establecidos.

Este reconocimiento permitiría a los cuatro equipos afectados -integrados por dos guardas del medio natural y un bombero-conductor- ser identificados como tales y no como bomberos lo que genera, según Agumnpa, una situación de indefensión para los agentes y para los investigados que ignoran que quien se dirige a él es un agente de autoridad pese a llevar uniforme de bombero.

Pasarían a depender orgánica y funcionalmente del SEPA lo que cambiaría el rumbo del trabajo realizado

En una de las brigadas, afirma la asociación, se están produciendo situaciones de acoso laboral, persecución y coacciones a la hora de investigar y retrasos en el envío de los atestados a la Fiscalía por parte del SEPA “por intentar realizar su trabajo de una forma profesional y en aras de mejorar la investigación de incendio forestales que permita identificar a los causantes”.

Además, aseguran que el Servicio de Emergencias ha presentado una propuesta a la Consejería de Presidencia para que las BRIPAS pasen a depender orgánica y funcionalmente del SEPA lo que cambiaría el rumbo del trabajo realizado desde hace quince años en la investigación de incendios forestales en Asturias.

Según Agumnpa, el SEPA no tiene intención de apostar por la investigación policial y pretende limitarla a informes técnicos de causalidad ignorando las implicaciones penales de las acciones causantes de los incendios que, como delitos tipificados, sólo podrían investigar los agentes del medio natural en su condición de policía judicial genérica en materia medioambiental.

Así, el colectivo de Guardas del Medio Natural, que recuerda que el trabajo de las BRIPAS es reconocido anualmente por la Fiscalía de Medio Ambiente, pide que estas brigadas pasen a depender directamente de la Consejería de Presidencia para garantizar “la independencia de su trabajo y la ausencia de injerencias en una materia tan delicada”.

Asimismo, inciden en que la labor de las BRIPAS ha permitido fundamentar 85 sentencias condenatorias y en que el “previsible” cambio de rumbo que generaría la propuesta del SEPA, unido al cambio en la Ley de Montes que suprime los acotamientos al pastoreo tras un incendio forestal, “Asturias se convertiría en un paraíso para quienes destruyen el patrimonio natural”.

(Foto: AGUMNPA Asociacion profesional de Guardas del Medio Natural)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here