'Guerra de la leche': Enfado con la ministra y más denuncias de que todo sigue igual

0
30

       Para La AlIANZA, es totalmente inaceptable que la preocupación de la ministra se dirija hacia las “pobres empresas” y no hacia los miles de ganaderos afectados, muchos de los cuales ya no están en el sector por los ruinosos precios que las industrias denunciadas pactaban por la leche.

    Desde la Alianza UPA-COAG le recuerdan a la ministra que "está muy claro que en este caso ha habido quien utilizando prácticas prohibidas ha obtenido pingües beneficios a costa de miles de ganaderos; está muy claro que aquí hay culpables y hay víctimas, por lo que no cabe otra preocupación que no sea la de resarcir a las víctimas de los perjuicios causados por los culpables".

     Destacan también que el expediente de la CNMC tuvo su inicio a raíz de un estudio sobre el sector lácteo remitido por el Servicio para la Defensa de la Competencia de Castilla y León, que decide intervenir a partir de las denuncias públicas realizadas por la Alianza UPA-COAG contra las prácticas abusivas de las empresas lácteas.

     Según estimaciones de est organización, en diez años los ganaderos de Castilla y León habrían dejado de percibir alrededor de 320 millones de euros debido al pacto de precios entre las empresas ahora sancionadas.

    Para la Alianza UPA-COAG, por una elemental cuestión de justicia,  esta ingente cantidad de dinero sustraída a los productores de leche deberá revertir en los ganaderos como compensación por el enorme fraude que se ha cometido contra ellos," y como forma de que a las industrias lácteas que se han enriquecido ilegalmente no les salga prácticamente gratis tal fechoría".  

ASAJA Granada cree que todo sigue igual ahora mismo

     Por su parte, ASAJA GRANADA denuncia pérdidas de 2.000.000 de euros solo en la última campaña 2014-2015 por la bajada pactada del precio de la leche. Por eso, cree que la multa de la CNMC a varias empresas lácteas españolas por prácticas anticompetitivas "pone en evidencia la difícil situación que viene padeciendo el sector desde el año 2000 hasta hoy". La reciente aprobación del nuevo “paquete lácteo” por parte del Gobierno apunta en la dirección correcta para atajar el problema pero las medidas que contiene "deben hacerse cumplir", señala en una nota.

    Asimismo, recuerdan que la peor crisis de la historia del sector productor de leche en Granada fue la del año 2012 (y antes en 2009 en que se vivieron movilizaciones a nivel nacional y europeo por los bajos precios y elevados costes y, en Granada, además, los ganaderos que suministraban a Dhul ni siquiera cobraban sus entregas.) El precio de la leche se había entonces estancado entre 0,27 euros/litro y 0,31 euros/litro mientras los costes de producción se situaban entre los 0,34 euros/litro y los 0,38 euros/litro.

     En "un acto de desesperación, los productores hicieron público un comunicado denunciando la perversa realidad del monopolio de la industria láctea que generaba alteraciones en los precios rompiendo el equilibrio entre las partes y dejándoles completamente indefensos", destaca la organziación.

     El precio de la leche consiguió después mejores cotas  alcanzando en junio de 2014 los 0,398 euros/litro "aunque de nuevo ha intervenido la industria con pactos unilaterales que han colocado el litro a 0,34 euros, lo que supone, tan solo en esta última campaña 2014-2015, pérdidas de casi 2.000.000 de euros para las cuarenta explotaciones que aún quedan en nuestra provincia".

Cantabria aplude la sanción pero recuerda que insistirá en su guerra contra el bajo precio

       Por último, de momento, la Consejería de Ganadería de Cantabria ha dicho que respeta las decisiones de la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia (CNMC)  y ha asegurado que "no va a permitir que la leche no se pague por lo que realmente vale".

     La Consejería de Ganadería cántabra ha emitido un comunicado después de conocerse las multas en el que señala que seguirá "persiguiendo" la venta a pérdidas, y agrega que va a insistir en las inspecciones que realiza en industrias para verificar el cumplimiento de los contratos y que "no existen imposiciones de parte", entre otras medidas.

     "El Gobierno de Cantabria no va a permitir que la leche no se pague por lo que realmente vale", destaca la Consejería de Ganadería, que recuerda que se han cerrado otros cuatro expedientes sancionadores en grandes superficies comerciales, todos con propuesta de multa, de forma que ya son cinco los procedimientos que han llegado a término.

      La Consejería de Ganadería reitera su "firme voluntad" de "continuar abanderando" su defensa del sector lácteo en España "para ser capaces de vencer todas las dificultades que entraña la liberalización de la producción acordada en 2008".

      Este departamento del Gobierno cántabro también quiere "que se exprima la oportunidad que supone el cambio del marco regulatorio", en el sentido de que "España va a tener la opción real de explorar su potencial productivo y de transformación".