La guerra de las CCAA por la PAC ha entrado en una espiral que parece no tener fin. Por eso, el presidente de la organización profesional agraria Asaja Extremadura, Ángel García Blanco, ha pedido este miércoles 19 que las comunidades autónomas actúen “juntas y sin fisuras” y que dejen de lado la “guerrilla pueblerina” en la que han caído, y junto con el Gobierno central, ante la negociación de la reforma de la Política Agraria Comunitaria (PAC) para 2021-2027.

En una rueda de prensa en Cáceres, García ha criticado la “guerrilla pueblerina” en la que se ha transformado, a su juicio, el debate sobre el futuro de los fondos para el sector agrícola y ganadero del país.

Asimismo, ha reprochado a la Junta que apoyara públicamente “una reforma de la PAC basada en la aplicación de techos por explotación”, algo que ha hecho, según García, “sin tener en cuenta la repercusión laboral” y dejando “al margen” los acuerdos con el sector.

22 países europeos piden incrementar los fondos de cada Estado “y mientras, en España nos dedicamos a pegarnos e intentar robarnos unos a otros”

A su juicio, si esto se aplicara algunas cooperativas y tabaqueros de Aldeanueva de la Vera (Cáceres) se quedarían sin cobrar ayuda alguna de la PAC, cuya reforma, ha dicho, no será posible que entre en vigor en 2021 sino que tendrá que hacerse un reglamento transitorio bajo la actual normativa mientras que la nueva funcionará en 2022.

“La reforma de la PAC va para largo, con elecciones de por medio”, ha asegurado García Blanco, que ha pedido a las CCAA que se centren “en lo fundamental”, es decir, evitar el recorte del 3,5 por ciento propuesto por la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, durante su etapa como responsable de presupuestos europeos.

Además, ha explicado que 22 países europeos han pedido un incremento de los fondos que aporta cada Estado para pasar del 1 por ciento al 1,3 del Producto Interior Bruto (PIB), algo que también solicita Asaja para “mantener los fondos tras el Brexit”.

“Y mientras, en España nos dedicamos a pegarnos e intentar robarnos unos a otros”, ha afirmado el dirigente agrario en alusión a las posturas de cada región.

Ha puesto el ejemplo de Andalucía, donde, ha dicho, la presidenta, Susana Díaz, ha firmado un documento con el sector para “blindar el dinero que hasta ahora percibían”, unos 1.700 millones de euros, “como si fuera una cuestión que tuviera que decidir ella”, ha dicho.

Además, Castilla-La Mancha plantea que sus agricultores “cobren igual que los andaluces”, según García Blanco, mientras que en Castilla y León se ha pedido a Bruselas “un blindaje”, como prueba de esa “guerrilla pueblerina” que impera actualmente.

Por su parte, en Extremadura, ha explicado el presidente de Asaja Extremadura, la Consejería de Medio Ambiente, Políticas Agrarias y Territorio, con competencias en materia de agricultura, “no tiene todavía propuesta alguna propia” y lo firmado con las organizaciones agrarias y cooperativas “no lo respeta o no le gusta”, ha sentenciado García.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here