La guerra del arroz en Extremadura lejos de apaciguarse se encrespa cada semana. Tras la nota de prensa de la Mesa del Arroz, afirmando que las declaraciones efectuadas por La Unión son “falsas” con respecto a los expedientes sancionadores que el Ministerio de Agricultura ha abierto a las tres empresas denunciadas por esta organización, ahora la Unión le pide a la Mesa “respeto en las declaraciones”, a la vez que presentan una serie de apreciaciones “ante este cúmulo de falsedades”.

En este sentido, la organización pone en tela de juicio la representatividad de la Mesa, al señalar que “¿quiénes son estos señores para arrogarse ser el máximo órgano de representación del sector? ¿En qué elección han sido votados para elegirse en nuestros representantes?”.

Asimismo, vuelven a adjuntar el comunicado del Ministerio de Agricultura que generó esta guerra del arroz, en el que se indica que existen indicios razonables de que pudieran haber cometido infracción de la Ley 12/2013 de Mejora de la Cadena Alimentaria, para aclarar que La Unión Extremadura “denunció, pero es el Ministerio de Agricultura el que aprecia infracciones”.

Insiste en que “va a seguir denunciando los incumplimientos de la Ley y exigiendo a la  Administración inspecciones periódicas”

Sobre los precios, la organización señala que “es falso que los únicos responsables del problema de precios (que también) sean las importaciones, ¿porqué la misma variedad de arroz se pagó a 320 € por tonelada en Valencia y a 280 € en Extremadura? ¿En Valencia no afectan las importaciones?”

Asimismo, la nota de La Unión hace hincapié en que “¿cómo es posible que se nos quiera convencer a los productores de arroz que nuestro representante es Emilio Camacho, que según el propio Ministerio de Agricultura hay indicios razonables en los controles realizados a su empresa de haber cometido dos faltas, una leve y otra grave, por incumplimiento en el plazo de los pagos.”, para asegura finalmente que “a los productores de arroz no nos beneficia en nada tener unas empresas compradoras, con grandes beneficios anuales que están contribuyendo junto a otros factores a que vaya desapareciendo el cultivo del arroz en la Región”.

Por todo esto, la Unión Extremadura insiste, como punto final a esta guerra del arroz, que “va a seguir denunciando los incumplimientos de la Ley y seguiremos exigiendo que la Administración Regional que es la competente la que se asegure con inspecciones periódicas el cumplimiento de la misma”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here