Guijuelo certifica una excelente Añada 2011 y subraya la dificultad de la norma del ibérico

0
11

La Denominación de Origen presenta en un acto hoy en Madrid la Añada 2011, que ha sido de 206.534 jamones ibéricos de bellota reserva 2011 y de 199.620 paletas ibéricas de bellota reserva 2011, procedentes de cerdos sacrificados hace tres años y sometidos a posterior maduración en bodegas.

Respecto a la norma del ibérico, Rubio la ha considerado "necesaria" para la transparencia de este mercado.

"Le desearía mucha suerte (al ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete), porque la tarea no es fácil", ha afirmado el presidente del Consejo Regulador de esta denominación, que ampara a 76 empresas y 3.000 ganaderías.

Rubio ha precisado que, esta misma semana, la Asamblea General de Socios de la Denominación alcanzó un acuerdo sobre sus aportaciones al Ministerio en este ámbito, y que les parecen "bien" algunas modificaciones que apuntan otros sectores profesionales.

Ha subrayado su apoyo a los controles que establecerá la nueva norma del ibérico, aunque pide que las autoridades sanitarias y de consumo de cada comunidad autónoma, "que son las competentes", ejerzan y cumplan con su cometido.

Sobre los niveles de ventas y el impacto de la crisis, ha explicado que "son bastante parejas" en los últimos años y que "no ha bajado tanto la cantidad" comercializada como las cotizaciones.

Los industriales reciben precios un 30 % inferiores a los de hace tres años, mientras que la rebaja al consumidor no supera el 10 o 12 %, ha puntualizado.

Respecto a las previsiones de ventas para la próxima campaña de Navidad, ha apuntado que "puede ocurrir igual que el año pasado, que no fueron mal e incluso normales", aunque los compradores "se lo piensan" hasta el último momento para hacer los pedidos.

Esta indecisión complica la operativa de esta Denominación, que "visualiza los productos pieza a pieza antes de ponerle la vitola" adicional a los controles realizados durante todo el proceso de maduración en bodega (24 meses como mínimo), ha reconocido.

Las Navidades son una fecha clave para las salidas de estos cárnicos, al concentrar entre el 65 y el 70 % de todas las ventas.

El mercado nacional absorbe la mayor parte de la producción -limitada por los condicionantes naturales y de la dehesa-, aunque también se encuentran en mercados de Francia y, en menor medida, Alemania, Italia, Polonia, Rusia, Japón, México o EEUU y, más recientemente en China, donde ya hay varias empresas adscritas a la Denominación dando a conocer el producto.