La Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL), a través del responsable del sector de la remolacha, Juan Antonio Rodríguez, ha anunciado que “comenzará a llevar a cabo movilizaciones en enero si la Junta y las industrias no pagan a los agricultores lo que les adeudan”, unos nueve millones de euros.

Según ha explicado este viernes 16 Rodríguez en rueda de prensa, la Consejería de Agricultura debe pagar “9 millones de euros” a los remolacheros, de la campaña de 2011, y que corresponden a los 3 euros por tonelada de remolacha que el Gobierno Regional se comprometió a pagar tras reducirse la producción al 50%.

Ese compromiso, tal y como ha recordado Rodríguez, lo adquirió en el acuerdo que firmó la Junta con ACOR y British Sugar en 2008, y que comprendía un período de cuatro años, aunque solo abonaron la primera campaña de la remolacha, la de 2010, mientras que la de 2011 no se pagó y en 2012 y 2013 no sacaron convocatoria, con lo que no tienen opción de recibir las ayudas de éstas últimas.

De hecho, ha sido una sentencia judicial la que ha determinado la obligación de la Junta de abonar los 9 millones que tendrían pendientes de 2011, año en el que sí se convocaron las ayudas, mientras que en el caso de British Sugar, tendría que pagar 1,4 millones a los agricultores de la UCCL, ya que se comprometió a pagar 2,3 euros por tonelada.

“Es muy bonito firmar contra el impuesto que quieren gravar a las bebidas carbonatada mientras debes millones de euros a los remolacheros”

El presidente de UCCL en Valladolid, Nacho Arias, ha aclarado que la Junta ha pagado la deuda a 97 agricultores pero, puesto que ese dinero debían haberlo recibido en 2011, también reclaman los intereses adquiridos en estos años de retraso en los pagos, al igual que en el caso de British Sugar.

LA REMOLACHA MOVILIZACIONES UCCL 2En relación a este último, existen dos sentencias del Juzgado número 1 de la localidad zamorana de Toro y de la Audiencia de Zamora que condena a la empresa azucarera a pagar la deuda con los remolacheros, ya que el Tribunal Supremo, posteriormente, también rechazó el recurso interpuesto por British Sugar.

La única industria que sí ha cumplido con el acuerdo que firmó en 2008 para ayudar a los remolacheros a poder alcanzar la cifra de 40 euros por tonelada de remolacha tras la reducción de la producción, ha sido ACOR, aunque ésta solo tiene una cuota de 120.000 toneladas y, por tanto, tan solo puede contratar un 25% de la producción.

“Es muy bonito firmar un manifiesto contra el impuesto que quieren gravar a las bebidas carbonatadas, que a nosotros no nos mandaron, de ahí que no lo hayamos querido firmar, y utilizarlo como cortina de humo y para salir en las fotos, mientras debes millones de euros a los remolacheros”, ha reflexionado Rodríguez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here