Herrera insiste en necesidad de una estrategia nacional contra despoblación

0
7

EFE.- El presidente de la comunidad ha llegado poco antes de las nueve de la mañana a Villalar de los Comuneros, localidad vallisoletana en la que cada 23 de abril se recuerda la derrota comunera de 1521 y ha animado a los castellanoleoneses a participar en la fiesta a pesar de la mañana incierta en cuanto a la meteorología.

Herrera ha visitado en la casa de cultura del municipio una exposición sobre “Castilla y León, tierra de comunidades”, que repasa veinte siglos de una historia común a través de los antepasados más remotos de esta tierra e incluso más allá, hasta remontarse a Atapuerca.

Esta historia común de poblaciones, despoblaciones y repoblaciones le ha servido a Herrera para referirse, a preguntas de los periodistas, a los datos de pérdida de población, más de 27.000 según el avance del padrón de 2013 recientemente conocidos.

El presidente de la Junta ha sostenido que la despoblación ya no es un problema de algunas comunidades, sino de España, de Estado, e incluso de Europa, y en esa línea ha urgido una estrategia nacional para hacer frente a la pérdida de habitantes.

Herrera ha recordado que los años de bonanza económica, entre 2000 y 2008, fueron “eficaces y efectivos en cuanto a recuperación de población” en Castilla y León, pero la crisis, con una bajada de actividad y de creación de empleo, también ha incidido en esta cuestión.

El presidente de la Junta ha recordado los datos que apuntan a una recuperación económica, que también se “notarán en la senda del crecimiento económico y de creación de empleo” lo que incidirá en “un cierto repunte y recuperación” de la población.

“Tenemos que asumir que es un grave problema para España” y para Europa, ha observado Herrera, quien ha sostenido que no se puede dar “la espalda ni estar ciego” ante esta cuestión.

En esa línea ha defendido la necesidad de dar garantías a los servicios públicos, que son los que inciden en la calidad de vida que al final se traduce en oportunidades y atractivos para que Castilla y León “sea tierra que se quiera y no que exporte ciudadanos”.