Las tormentas de las últimas horas, acompañadas de pedrisco mezclado con agua en la mayor parte de los casos, fueron bastante localizadas y afectaron a cultivos de hortalizas, cítricos, frutales y viña de algunas comarcas de Valencia como la Costera y la Vall d’Albaida y a otras de Alicante como el Vinalopó o la Vega Baja, todas con serias pérdidas por el pedrisco, según las estimaciones de La Unió.

Los daños más importantes por el pedrisco se sitúan en la comarca alicantina de la Vega Baja, en una franja de un kilómetro de ancho desde Albatera a Los Montesinos, dividiendo la comarca en dos y con afección en los términos municipales de Albatera, Granja de Rocamora, Catral, Callosa de Segura, Rafal, Algorfa, Benejuzar, Dolores, Cox y Almoradí, entre otros.

La zona afectada por el pedrisco no es muy grande -unas 50 hectáreas en un kilómetro de ancho por medio de largo, y los daños más relevantes se encuentran en Callosa de Segura.

Aunque se están evaluando en estos momentos los daños., los cultivos más afectados son hortalizas como la sandía o la calabaza (tipo cacahuete) y los cítricos, aunque su pequeño tamaño aún en la actualidad impide evaluar la incidencia, aunque según un comunicado de la Unió de Llauradors “casi seguro los tirará a tierra y provocará daños”.

La tormenta fue de granizo mezclado con mucha agua, lo que afortunadamente ha evitado mayores daños

En las comarcas del Alto Vinalopó y La Costera, en una franja que comprende la zona situada entre Villena y La Font de la Figuera, se han visto afectadas parcelas de viña donde los daños, a falta de evaluarlos definitivamente, “serán importantes porque la planta se encuentra en estos momentos en un estado en el que cualquier adversidad climatológica, por mínima que sea, podría provocar graves daños”.

En Moixent cayó algo pedrisco, pero con escasa incidencia y en Vallada, en la misma zona donde el pasado año hubo una fuerte granizada que causó importantes pérdidas, se han producido de nuevo daños por el pedrisco, aunque en una franja más reducida y con menor intensidad.

Los cultivos más afectados son frutales como albaricoques y paraguayos, en los que el estado tan sensible en el que se encuentran provocará que sean elevados en aquellas parcelas afectadas y también se han visto dañados los cítricos y el olivar, aunque según la organización sindicar “es muy pronto para efectuar una estimación”.

Por lo que se refiere a la comarca de la Vall d’Albaida, la zona más afectada por el pedrisco es la de la umbría del Benicadell, con afección en mayor o menor medida a los términos municipales de Bèlgida, Otos, Beniatjar, Carrícola y Atzeneta.

La tormenta fue de granizo mezclado con mucha agua (10 litros por metro cuadrado en media hora), lo que afortunadamente ha evitado mayores daños que si hubiera sido de piedra seca y albaricoque y melocotón han sido los cultivos más afectados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here