El recién nombrado presidente y consejero delegado del fabricante de aceite Deoleo, Miguel Ibarrola López, ha presentado la dimisión de todos sus cargos en la compañía por motivos de salud, ha informado este lunes 25 la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Mientras se elige al sustituto de Ibarrola, sus funciones al frente del Consejo de Administración las asumirá el vicepresidente, Manuel Atencia Robledo, mientras que el director de Recursos Humanos, Juan Moleres, será el coordinador de las reuniones del equipo directivo.

Ibarrola fue designado consejero delegado y presidente de Deoleo el pasado 28 de febrero en sustitución de Pierluigi Tosato.

La empresa aceitera -dueña de marcas como Bertolli, Carbonell, Carapelli, Hojiblanca o Koipe- atraviesa un momento complicado y se encuentra en quiebra técnica, con unas pérdidas de 291 millones de euros al cierre del año 2018, tras reducir el valor de sus activos.

Deoleo ya entró en quiebra técnica en 2017 y para resolverlo acometió entonces una reducción de su capital social.

El deterioro de los activos ascendió a 238 millones de euros, aunque según ha apuntado la compañía en el informe de resultados anual enviado este mes de febrero a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) este “ajuste contable no tiene impacto sobre la situación de liquidez del grupo”.

Para dejar de encontrarse en quiebra técnica (figura llamada formalmente “causa de disolución”), el consejo de administración ha asegurado que “implementará las medidas necesarias para restablecer el equilibrio patrimonial” en los plazos establecidos por la ley, que obliga a convocar junta de accionistas en un período inferior a dos meses.

La facturación neta de la compañía bajó un 12,5%, hasta los 605 millones de euros, y el resultado bruto de explotación (Ebitda) acabó el año en 15,4 millones de euros, un 50% inferior al de 2017, lo que acabó provocando el cambio del presidente y consejero delegado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here