Identifican un gen responsable del aroma de la fresa que permitirá mejorar su competitividad

0
6

       Así lo ha confirmado el equipo de investigadores del centro Ifapa de Churriana (Málaga) que han publicado sus trabajos en la prestigiosa revista científica BMC Genomics. Esta difusión se ha realizado de forma simultánea a los resultados obtenidos por los científicos de la Universidad de Florida, que han obtenido las mismas conclusiones que los andaluces a través de otros medios.

     A partir de ahora, será posible identificar y seleccionar aquellas variedades o líneas de mejora de fresas que tengan una alta probabilidad de poseer mejor sabor y aroma, ya que quienes trabajan en la mejora de los cultivos podrán detectar fácilmente si esta característica genética está presente en cada variedad mediante un marcador molecular diseñado en el gen FaFAD1.

Mejorar las frutas

     La mejora genética se ha realizado tradicionalmente mediante evaluaciones subjetivas de sabor, característica que competía con otros rasgos más importantes para los productores como el tamaño o la forma de los frutos. Por esta razón, según explican los responsables de este estudio del Ifapa, hasta ahora se han relegado las características sensoriales a un segundo lugar al considerar que eran prioritarias la dimensión y la firmeza del fruto, o el volumen de la producción .

     Sin embargo, esta investigación proporciona nuevas herramientas para acelerar el proceso de la selección de las variedades de fresa que se cultivan por parte de los productores, facilitando el trabajo de los científicos dedicados a la mejora de este alimento y evitando posibles confusiones en los esfuerzos dedicados a potenciar la calidad de las fresas.

Referente en investigación fresera

    El centro Ifapa Churriana cuenta con un Banco de Germoplasma de fresas único en España, con más de 500 plantas de fresa entre las que se encuentran variedades y especies silvestres del género Fragaria (al que pertenece la fresa cultivada) de muy diversa procedencia y obtenidas desde el siglo XVIII hasta la actualidad.

     Esta colección nacional de variedades se inició en 1988 y provee de material vegetal a diversos proyectos de investigación que se desarrollan tanto en el Instituto de Investigación Agraria y Pesquera de Andalucía como en otras entidades y empresas con las que esta entidad colabora.