Igor Fonseca: el nivel sanitario de la cabaña ganadera riojana es inmejorable

0
3

EFE.- En una entrevista con EFE, Fonseca ha asegurado que, "muy lejos de la situación de hace varios años", enfermedades peligrosas desde el punto de vista infectocontagioso como brucelosis, tuberculosis, salmonella, peste porcina, lengua azul y Encefalopatía Espongiforme Bovina (EBB), están prácticamente erradicadas en La Rioja.

Ha informado de que unos 2,5 millones de euros presupuesta anualmente la Consejería para todos los programas de vigilancia, control y erradicación de enfermedades, de los que, en parte, pueden recibir cofinanciación del Ministerio de Medio Ambiente.

El director general ha atribuido el grado de "excelencia" de la cabaña ganadera, en cualquiera de sus especies, al esfuerzo de la Consejería en estos programas.

También ha destacado el esfuerzo realizado por los ganaderos y las Agrupaciones Ganaderas de Defensa Sanitaria -treinta actualmente- que han contribuido en la erradicación de otras enfermedades no tan peligrosas desde el punto de vista infectocontagioso.

En tuberculosis, ha informado de que en 2010 se sacrificaron 107 reses de bovino de tres explotaciones de la sierra, por las que los ganaderos recibieron una indemnización de 36.912 euros.

El grado de incidencia sobre el total de la cabaña -36.000 reses- fue de un 0,43 por ciento a esta enfermedad.

En brucelosis ovina, se sacrificaron dos reses, sobre un chequeo de 116.158 animales y los ganaderos recibieron una indemnización por el sacrificio de estos dos casos de 108,72 euros.

En salmonelosis, se vigilaron 22 manadas de pollos en explotaciones de reproducción; 14 explotaciones de aves ponedoras, y 5 explotaciones de pollos de engorde con un resultado negativo en todos los casos a esta enfermedad.

En porcino, los controles a la enfermedad vesicular porcina, peste africana y clásica y enfermedad de Aujeszky también dieron en todos los casos negativo a los más de 4.544 animales controlados.

Igor Fonseca ha resaltado también los buenos resultados obtenidos en el programa de control y erradicación de la EBB, ya que no se ha detectado ningún caso positivo en explotaciones riojanas en vacuno y la enfermedad está prácticamente erradicada.

El pasado año, se recogieron 540 muestras de reses de vacuno mayores de 36 meses; 144 de ovino y 57 de caprino. El resultado en todos los casos fue negativo a la EBB.