IGP Coliflor de Calahorra amplía sus mercados y certifica un 30% más que en 2012

0
6

    La temporada de este año, que se encuentra en el ecuador, se ha visto favorecida por las "óptimas temperaturas" registradas este invierno, que "no han sido tan extremas como otras veces", a lo que se han sumado niveles adecuados de humedad, lo que ha contribuido al buen desarrollo vegetativo del producto.

     Estas condiciones han permitido que la cosecha de este año haya dado una coliflor "muy compacta, muy blanca, de muy buena calidad", ha indicado Nájera.

     Según ha recordado, desde la creación de la IGP en 2003, la comercialización del producto ha salido de su tradicional mercado en La Rioja para llegar ya "a toda España".

     En particular en la zona norte como País Vasco, Navarra, Cataluña o Galicia, además de Madrid, que "también son los principales consumidores de esta verdura".

     El "siguiente paso", ha avanzado, es salir al exterior, donde ya han detectado demanda por parte de algunos clientes, sobre todo de países del centro y norte de Europa como Alemania, Austria, Gran Bretaña o Escandinavia.

     A su juicio la calidad del producto riojano es una baza a la hora de introducirse en estos mercados, ya que es "muy compacto" y resiste muy bien la manipulación y una comercialización larga.

     Además, ha destacado que la IGP cuenta con certificados europeos que acreditan sus técnicas de cultivo respetuosas con el medio ambiente como la producción integrada, y que los análisis de residuos de pesticidas en los productos están muy por debajo de los límites permitidos, "casi en nivel cero".

     No obstante, hasta el momento la IGP no ha exportado debido a la falta de producción suficiente para satisfacer la demanda de los clientes internacionales, apunta.

     La principal competidora en la actualidad para la coliflor de Calahorra es la Bretaña francesa, una región productora que "mueve grandes volúmenes y mantiene una producción constante", ha señalado, lo que hace que actúen como "la despensa de coliflor de toda Europa".

     En este sentido, ha indicado el principal obstáculo para la exportación es que la producción de Calahorra "depende mucho de la meteorología", lo que hace que en algunos momentos no haya producto disponible mientras que en otros hay exceso de producción, y crea "dientes de sierra" en los precios.

     Para evitar estas oscilaciones, ha explicado, actualmente se investiga en buscar nuevas zonas productivas dentro de la Rioja con un clima más suave, que complementen la producción actual, que se concentra en la zona oriental de la comunidad, en torno al valle del Ebro.

     Otro aspecto que se considera "muy importante" desde la IGP es la labor promocional para que el consumidor "reconozca" el producto y sus beneficios para la salud, apunta Nájera, con especial atención al público más joven.

     Para ello, el Consejo Regulador ha renovado la imagen del producto y ha preparado campañas publicitarias en televisión, además de trabajar en un concurso gastronómico con escuelas de hostelería a nivel nacional, para divulgar diferentes formas de consumir la coliflor.

     También tiene previsto asistir a las próximas ediciones de las ferias como Fruit Attraction, en Madrid, Alimentaria en Barcelona o Fruit Logistica en Berlín.