¿Por qué impulsar un nuevo sistema de pago por calidad de la aceituna?

0
126

El sector oleícola vive un momento dulce gracias a un entorno de altos precios que retribuyen adecuadamente al agricultor. Muy probablemente este nivel de precios se mantenga en la próxima campaña debido a las previsiones de campaña que podrían rondar poco más del millón de toneladas de aceite en España (950.000 -1.150.000 Tm según AEMO).

Del total de nuestra producción, algo más del 60% se viene destinando a exportación (fuente: Interprofesional del Aceite de Oliva) entre otros a países no pertenecientes al COI que han aumentado de 600.000 a más de 830.000 Tm de media anual su consumo de aceite de oliva del quinquenio 2004- 2009 al 2010- 2015 pasando en porcentaje estos países a consumir de un 21% a más del 28% del consumo mundial (fuente: COI).

Desde la década de los 90, España desarrolló un amplio programa de mejora de la calidad de la producción de aceite de oliva que se extendió hasta 2005. Sin duda, gran parte de estas acciones se están viendo reflejadas en los resultados actuales.

Frente a este esfuerzo en la mejora de la calidad, el pago de la aceituna a los productores apenas ha evolucionado desde los pagos a precio fijo (tablilla) que aún persisten, pasando por el actual del rendimiento industrial basado en el contenido graso de la aceituna hasta como máximo, el pago según fechas de recolección y el uso del parámetro de acidez.

Sin embargo, desde hace más de 10 años en el sector vitivinícola se vienen aplicando parámetros distintos del grado alcohólico para la valoración de la calidad de la uva. Parámetros que incluyen la sanidad vegetal de la uva, la variedad o el contenido alcohólico entre otros.

El próximo 28 de septiembre FOSS quiere abrir en el sector oleícola este debate que ya empieza a escucharse en algunos agentes del mismo. En el IV Encuentro Sectorial Oleícola FOSS 2017 trataremos de abordar esta problemática desde distintos enfoques.

Con la ayuda de Pepe Alba, elaiólogo, nos situaremos en el punto de partida de la calidad en el aceite de oliva.

Juan Vilar, consultor estratégico, nos ilustrará sobre la evolución comercial de las distintas categorías en los mercados.

Alberto Gómez de la Madrid, enólogo jefe de la bodega Emina del grupo Matarromera nos presentará el método de pago por calidad en el sector vitivinícola.

Fernando Martínez, jefe del panel sensorial del Instituto de la Grasa, expondrá los distintos ensayos realizados con TALCOLIVA® y cómo éstos afectan a la calidad y los agotamientos.

Rafael Sánchez de Puerta, subdirector general del grupo DCOOP, abordará las necesidades estratégicas de replantear el sistema de pago de la aceituna.

Más tarde los asistentes podrán contemplar una demostración real del analizador en continuo OliviaPro™ en la Almazara Experimental del Instituto. Una de las principales razones por las que almazaras de todos los tamaños de España y Portugal están invirtiendo en esta solución de control en línea es que les permite encontrar el óptimo entre calidad y agotamiento.

A la finalización de la jornada se abrirá un debate entre asistentes y ponentes para ahondar en el tema conductor de la jornada: un nuevo sistema de pago por calidad de la aceituna.

La jornada está co-organizada por FOSS e IMCD en representación de Imerys, fabricante de TALCOLIVA®, y se celebrará el próximo 28 de septiembre, jueves. El mismo tendrá lugar, como viene siendo habitual, en las nuevas instalaciones del Instituto de la Grasa, sitas en el Campus de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla.

La asistencia es gratuita con tan solo confirmar la misma al correo nbes@foss.es. Aforo limitado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here