Imputan a un agricultor por destruir nidos de aguilucho durante la siega

0
21

    Los agentes comprobaron que los huevos -una media de cuatro por nido- y polluelos desaparecían de su entorno y que el patrón no respondía a un depredador, sino “más bien, a la acción directa del hombre”.

  Esta ave construye sus nidos en el suelo, donde los pollos permanecen unos 45 días tras un periodo de incubación de un mes.
Control de nidos

   La Consejería de Medio Ambiente de la Junta efectúa un seguimiento de los lugares de anidamiento para balizar los nidos y advertir de su existencia a los titulares de las propiedades, a los que se solicita que cuando procedan a la recolección de la siembra dejen sin segar un cerco de seguridad alrededor del nido para que pueda continuar la cría de los pollos nacidos.

   De hecho se le acusa de que, supuestamente y a sabiendas de la existencia de los nidos, “segó haciendo caso omiso a las balizas identificativas”, con lo que murieron los polluelos y se destruyeron huevos y nidos.

   Para la próxima campaña de anidamiento se va a crear un equipo de trabajo entre el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil y los técnicos responsables del seguimiento del aguilucho cenizo para llevar a cabo una labor preventiva encaminada a lograr que nazcan y sobrevivan el mayor número de ejemplares de esta especie.