Indemnizarán con 120.500 euros al Estado y Junta por masiva muerte de peces

0
7

EFE.- Ambos acusados han asumido en el apartado penal tres meses de prisión por un delito contra los recursos naturales y el medio ambiente y multa de 1.440 euros, además de un año de inhabilitación profesional.

La sentencia, a la que hoy ha tenido acceso EFE y que puede ser recurrida ante la Audiencia Provincial, explica que la empresa Azucarera Ebro S.L titular de la fábrica, actualmente fuera de servicio en la localidad de Monzón de Campos (Palencia), concretó con la entidad Mena Reciclyng de la que era administrador único el acusado R.F.M., el desmantelamiento y reducción a chatarra de las infraestructuras metálicas de la fábrica.

Este proyecto preveía exclusivamente la retirada de elementos metálicos de la antigua fábrica expresando al referirse al estado de las instalaciones que se localizaban numerosos depósitos cilíndricos de subproductos del proceso de fabricación del azúcar, como melaza y vinaza, además de fuel y los asociados a la depuradora, fijando como medidas previas a la retirada de los elementos mecánicos "que los depósitos habrían de estar vacíos antes de comenzar al desmantelamiento".

A pesar de todo lo anterior los acusados R.F.M. y M.C.P.G, director de la fábrica azucarera hasta que esta dejo de funcionar y responsable luego del desmantelamiento de la misma, acordaron verbalmente que la empresa del primero llevara a cabo el vaciado del fluido existente en uno de los depósitos metálicos como paso previo a su destrucción debiendo trasladar su contenido a una balsa para que allí por el efecto del aire y sol el líquido quedara depurado.

En el mediodía del día 13 de septiembre de 2006, el contenido del depósito que en su composición contaba con un porcentaje de vinaza no exactamente determinado, presentando en todo caso altas concentraciones de amonio, carbono orgánico, cloruros y potasio, alcanzó el Río Carrión que discurre por las inmediaciones de la fábrica.

A lo largo del día 13 de septiembre de 2006 y hasta al menos las 12 horas del día siguiente, llegó al río Carrión un volumen de 2.280 metros cúbicos de líquido contaminante con gran impacto y daño para el sistema natural acuático, en la medida que a través del río Carrión alcanzó al río Pisuerga y llegó finalmente al río Duero, afectando a sus cauces en más de 100 kilómetros de longitud y prolongándose sus efectos en el tiempo durante casi dos semanas.

El perjuicio causado al dominio público hidráulico de titularidad estatal ha sido calculado conforme a los informe técnicos de autos y atendiendo a la facultad moderadora del Juzgado y se ha establecido en la cantidad de 90.000 euros.

Asimismo se produjo una elevada mortandad de fauna piscícola, siendo recogidos 5.200 kilos de peces muertos, pérdida que unida al coste de los trabajos de recogida de los peces, ha representado para la Comunidad Autónoma de Castilla y León unos perjuicios de 30.530,50 euros.