Inician un proyecto para aumentar rendimiento agrícola sin necesidad de fertilizantes

0
20

EFE.- Desarrollar nuevas tecnologías en el diseño, formulación y aplicación de inoculantes biológicos y naturales para aumentar el rendimiento junto a una aplicación racional de los fertilizantes químicos e incluso sin la necesidad de recurrir a estos, es el objetivo del proyecto NNTT Abioagrin.

Este proyecto va a ser desarrollado por un consorcio de empresas, liderado por AMC CHEMICAL, en el que participan Biomasa Peninsular y Fertiberia, como empresas fabricantes de productos; Resbioagro, y AGC Labs como empresas de análisis y seguimiento y SAT Gruefesa como empresa de producción agrícola, según ha informado la Fundación Caja Rural del Sur que gestiona su seguimiento.

Con este proyecto se desea actuar sobre cultivos de alto interés económico y social para Andalucía como son los cultivos hortícolas (tomate, pimiento, fresas), olivar, cereales (arroz, maíz, etcétera) y utilizar grandes cantidades de residuos vegetales procedentes de estos cultivos para la elaboración de un compost de ‘biomasa vegetal’ con alto valor añadido.

Ello supondría la generación de empleo en las regiones de estos cultivos al instalarse fábricas de tratamiento de los residuos vegetales que pudieran generar compost específicos para las prácticas agrícolas locales.

De los objetivos del proyecto se destaca la utilización de microorganismos beneficiosos y derivados biológicos, en combinación con organoquímicos, para la mejora de la eficiencia e incluso para la disminución de las necesidades de insumos químicos (fertilizantes, fungicidas y pesticidas).

También se pretenden utilizar nuevas técnicas de aplicación de inoculantes permitiendo una Agricultura Sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

Al mismo tiempo se podrán incrementar los rendimientos de cosechas y los beneficios económicos y sociales del entorno.

Entre las seis empresas participantes invertirán un presupuesto superior a los 2,7 millones de euros a lo largo de los tres años de duración del proyecto.

Para la realización del programa se cuenta con los servicios de las universidades de Sevilla y de Córdoba, el Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Sevilla (CSIC), de CITAGRO (Centro de Innovación y Tecnología Agroalimentaria), el apoyo del CAAE (Comité Andaluz de Agricultura Ecológica) y la financiación de CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial).