Inmovilizan 700 tn de maíz a la espera de análisis tras la intoxicación ganadera

0
20

   La mayor parte de las inspecciones han dado un resultado negativo y solo puntualmente se han encontrado trazas del producto correspondiente, según el consejero.

    La Junta ha activado "aún más" los servicios de inspección y se han inmovilizado 700 toneladas de maíz a la espera de los resultados de los análisis.

    "Los casos localizados se circunscriben a la provincia de Córdoba y los ganaderos están lógicamente preocupados porque son víctimas de la situación, no los causantes. Yo también estoy preocupado, pero hay una investigación abierta que debe determinar cuál es el origen y los responsables de esta negligencia", ha aseverado Planas.

    Además, ha calificado las actuaciones de "serias y rigurosas" y ha recordado que habrá resoluciones judiciales y administrativas cuando corresponda.

    La Junta detectó intoxicación alimentaria animal en veinte explotaciones ganaderas de la provincia de Córdoba, del total de 450 que hay, debido a la ingesta de cereales afectados por una toxina producida por moho.

    Se trata de aflatoxinas, unas micotoxinas que han echado a perder la leche de varias explotaciones ganaderas y que podrían haberse producido por las condiciones climáticas de estos últimos meses debido a la elevada humedad.

    La Cooperativa Virgen de la Alcantarilla de Belalcázar, en la que se han visto afectados quince ganaderos, ha informado de que se han retirado del mercado 150.000 litros de leche entre mayo y junio, lo que supone pérdidas de unos 160.000 euros.

UPA pide prudencia y destaca que los controles han funcionado


    Por su parte,
el secretario general de UPA en Andalucía, Agustín Rodríguez,
preguntado por esta intoxicación de Córdoba ha afirmado que son temas "muy delicados" que requieren "prudencia" hasta que se conozcan las causas concretas por las que se ha producido la intoxicación.

    Asimismo, el secretario provincial de UPA Córdoba, Miguel Cobos, ha afirmado por su parte que lo primordial de este asunto es que las medidas de control y seguridad han funcionado perfectamente, lo que supone "una garantía para los consumidores", a los que ha animado a seguir bebiendo leche de Córdoba y de Andalucía.

    Cobos ha señalado que aún se desconoce la procedencia del maíz que dio lugar a la intoxicación, ni se ha precisado si es de origen nacional o importado.