Inspecciones en comercios detectan un cangrejo que ataca a la fauna autóctona

0
8

EFE.- La Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente ha inspeccionado durante el mes de octubre, y en colaboración con agentes medioambientales y de la Policía Local, un total de 64 comercios en la Comunitat Valenciana para evitar la venta de especies exóticas de flora y fauna invasoras.

Esta campaña, que ha detectado 16 infracciones, se realiza con objeto de verificar el cumplimiento de las normativas autonómica y estatal para evitar el comercio de animales y plantas exóticas, eliminar del mercado las especies prohibidas y ofrecer información a los propietarios para que las conozcan e identifiquen.

Entre las especies detectadas se encuentra el cangrejo escarlata, que además de competir en recursos con el cangrejo autóctono, le transmite una enfermedad que para la especie valenciana resulta mortal, lo que ha provocado su práctica desaparición en los cursos pluviales.

Lo mismo ha sucedido en los humedales valencianos con las tortugas autóctonas, que han estado al borde de la desaparición por el efecto de la trachemis scripta troosti, un galápago procedente de los estados americanos de Kentucky y Tennessee, y que también ha sido detectada en estos últimos controles.

El decreto del Gobierno valenciano que regula las medidas de control sobre especies invasoras en la Comunitat Valenciana no permite la comercialización de ninguna de estas dos especies.

Desde la Conselleria han celebrado el hecho de que en esta ocasión no se han encontrado en comercios ejemplares de cangrejo rojo americano, ni tampoco de caracol manzana, un buen dato respecto al año anterior cuando se localizaron en establecimientos de las tres provincias y de dos subespecies diferentes.

Por otro lado, como en la campaña del año 2011, no se ha encontrado ningún ejemplar de mamífero de las especies incluidas en el decreto y, de las entrevistas con los responsables y empleados de los comercios, la Conselleria ha constatado, cada vez más, "escaso interés por parte de los clientes por adquirir ejemplares de mapache".

Las inspecciones en tiendas de plantas y en viveros de jardinerías han dado como resultado la detección, en la provincia de Alicante, de tres especies vegetales acuáticas incluidas en el real decreto de invasoras: cortadelia, o hierba de la Pampa, y dos especies diferentes de carpobrotus o rabo de gato.

Se trata, de especies de gran potencial invasor que colonizan los ecosistemas más vulnerables de la Comunitat Valenciana, requieren pocos cuidados y poseen atractivo ornamental, lo cual, unido al bajo precio al que se comercializan las convierte en plantas muy deseables para el público.

La campaña de este año evidencia un "notable descenso" tanto en el número de comercios en los que se ha detectado plantas prohibidas, como en la cantidad de ejemplares, y así frente a los 50 comercios infractores detectados en 2010, y los 16 del año pasado este año únicamente se han encontrado tres.

Los agentes han aprovechado las inspecciones para informar a los responsables de los establecimientos de las limitaciones que imponen las normativas nacional y autonómica a la venta de determinadas especies exóticas.

En este sentido, el decreto del Consell prohíbe la venta de 8 especies y 4 géneros completos de flora, así como 19 especies de fauna y todos los cangrejos exóticos de río; y el real decreto del Gobierno regula el listado y catálogo español de especies exóticas invasoras.

A esta normativa se suma una orden del Gobierno central, por la que se establecen medidas provisionales de protección frente al caracol manzana, por la que queda prohibida en territorio nacional, la posesión, cría, transporte, tráfico y comercio de ejemplares vivos o muertos y de sus restos.