Inversores chinos buscan industrias en Galicia para fabricar leche en polvo

0
22

    Una de las fábricas que se encuentran actualmente a la venta y que podría reunir los requisitos que buscan los inversores chinos es la planta de Pascual en el municipio lucense de Outeiro de Rei, que está sin actividad desde el pasado mes de marzo, cuando Alimentos Lácteos, en proceso de liquidación, dejó de envasar sus marcas Deleite y Muuu, según señala Dolores Cela en www.lavozdegalicia.es.

   La planta de Outeiro de Rei es propiedad de una sociedad de la familia Pascual, que encargó a su antiguo directivo Manuel Muriel que le buscara una salida a la fábrica, que rescataron tras la quiebra de Alimentos Lácteos. El grupo chino podría ser uno de los interesados en hacerse con esta planta, aunque no el único.

Castillo de Pambre, descartada

   El aliado español del grupo asiático visitó también la fábrica de Castillo de Pambre, en Palas de Rei, en concurso de acreedores, aunque han descartado ya su compra. Las instalaciones, de 4.000 metros cuadrados de superficie, con una nave de 2.000 metros, habilitada para la fabricación de quesos, no reunía las características que están buscando los inversores chinos. Además, la planta está pendiente de que se formalice la compra por parte de la familia García Baquero, que formuló una oferta de 750.000 euros por los activos de la compañía, que se encuentra en la fase de liquidación del concurso.

   La operación de venta de la planta de Palas de Rei estuvo paralizada por un recurso presentado por la Seguridad Social, que pretendía que García Baquero asumiera las responsabilidades contraídas por Castillo de Pambre, al considerar que existía sucesión empresarial. La Audiencia Provincial despejó todas las dudas en un auto, sin posibilidades de recurso, y esta misma semana la administración concursal presentó un escrito en el Juzgado de lo Mercantil, solicitando el levantamiento de las cargas para poder formalizar la operación.

   El aliado español del grupo asiático está estudiando otras posibilidades del mercado, especialmente queserías que están atravesando dificultades.

     Fuentes consultadas señalaron que tanto el grupo inversor como su socio español tienen previsto dar a conocer el proyecto a principios del año próximo. Lo único que ha trascendido es que pretenden poner en marcha torres para la fabricación de leche en polvo, que es el producto de mayor demanda en los países asiáticos, que se completaría con la fabricación de productos de alimentación infantil, con destino a los mismos mercados.