Como estaba previsto, Mariano Rajoy ha sido elegido esta tarde del sábado 29 como nuevo presidente del Gobierno, gracias a los votos del PP y Ciudadanos y la abstención mayoritaria del PSOE (aunque 15 de sus diputados han votado en contra de la disciplina del partido). Con su elección se pone fin a más de 300 días de un Gobierno en funciones. Y aunque, según los distintos mentideros políticos, no será hasta el jueves cuando Rajoy dé a conocer el nuevo Gobierno, todas las quinielas apuntan a que Isabel García Tejerina tiene todas las papeletas para seguir al frente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, aunque tendrá que esperar a que la llamada del presidente confirme este pronóstico.

GARCIA TEJERINA 2Una llamada que se antoja, inicialmente, protocolaria, ya que todo hace indicar que continuará en el Ejecutivo, no sólo por su labor al frente del Ministerio, sino por el mayor peso político que ha ido ganado en los últimos años dentro del PP, hasta el punto de que ha pasado de ser considerada como una técnica que llegó al Magrama de ‘rebote, tras la marcha a Europa de Miguel Arias Cañete, a ser la número 3 de esta formación por Madrid en las pasadas elecciones de junio.

Isabel García Tejerina se podría estrenar en el cargo con un recorte en el plan de seguros agrarios y teniendo que afrontar la reforma de la pac

Y precisamente esta designación como parlamentaria se presenta como un pequeño hándicap a sus futura gestión, ya que le va a obligar a estar más pendiente del Congreso y de sus votaciones (donde muchas se pueden decidir por muy escaso número de votos en función de determinados pactos) que del día a día del Ministerio.

GARCIA TEJERINA 3Dialogante en su gestión con todo el sector agrario, su labor al frente del Magrama desde el 28 de abril de 2014 se ha caracterizado por una labor con más luces de sombras en la que ha primado las soluciones sobre la conflictividad. Y aunque lógicamente tiene sus detractores, Isabel García Tejerina ha conseguido en estos años una normalización con todo el sector, evitando todos los escándalos salvo, quizás, el de Acuamed, heredado del anterior gabinete y del que ha logrado salir sin ser implicada en ningún sentido.

Sin embargo, su nueva etapa como ministra, si recibe como se cree la llamada de Rajoy, no estará exenta de dificultades. La primera, y más inmediata, el nuevo Plan Nacional de Seguros Agrarios, que nacerá con un recorte de 10 puntos en las ayudas del Gobierno que va a provocar, como ya lo está haciendo, el enfado de agricultores y ganaderos.

Asimismo, y en función de cuánto dure la legislatura, Isabel García Tejerina también deberá hacer frente a una reforma de la PAC, con algunas imposiciones desde la CE no que están gustando al sector agrario español, y con el efecto del Brexit en las cuentas europeas, que puede convertirse en un descuento importante del cheque que cobra España.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here