La Guardia Civil investiga por un delito de maltrato animal al dueño de una explotación ganadera del término municipal de Dúrcal (Granada) donde los agentes localizaron 90 equinos hacinados, muchos de ellos en estado de caquexia avanzada y en peligro de muerte, según el informe del veterinario.

Al propietario de la explotación se la atribuye la presunta comisión de un delito de maltrato animal por haber omitido el deber de cuidar de los equinos con afectación de su salud, ha informado la Guardia Civil en una nota.

Fue el pasado octubre cuando agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil descubrieron en las inmediaciones de Dúrcal una granja donde había 73 caballos de pura raza española, cinco burros, 10 ponis y dos mulos en unas instalaciones “claramente deficientes” para el número de animales que allí había.

La explotación ganadera no está registrada legalmente y no han podido acreditar la procedencia y titularidad de los animales

Al examinar a los caballos se descubrió que muchos de ellos presentaban deficiencias tanto de alimentación como de movilidad, por lo que los agentes del Seprona solicitaron que un veterinario los inspeccionara e informara sobre su estado.

Tras inspeccionarlos, el veterinario informó de que en la explotación había “al menos siete animales en un estado nutricional caquéctico, muy deficiente, que indica la ausencia de cuidados elementales por un tiempo largo, y están en un estado que menoscaba su salud al punto de tener riesgo de fallo multiorgánico que les lleve a la muerte”.

También expuso que la cantidad de animales por superficie excedía en mucho los límites de carga ganadera, y aludió a las condiciones deficientes de insalubridad en las instalaciones y a que los caballos estabulados, 25, no hacían nunca ejercicio, por lo que estaban faltos de musculación y “sucios al revolcarse en su estiércol”.

La Guardia Civil ha comprobado que la explotación ganadera no está registrada legalmente y que el investigado no ha podido acreditar la procedencia y titularidad de los animales.

La asociación El Refugio del Burrito de Fuente de Piedra (Málaga) y la fundación Caballos en Peligro de España de Almadén de la Plata (Sevilla) se han ofrecido para hacerse cargo de los caballos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here