Investigadores apuntan a un mayor control de las estaciones de los acuíferos

0
15
Para mantener el máximo de agua en el suelo, en condiciones tanto de secano como de riego, algunos puntos importantes son, por ejemplo, evitar o minimizar la evaporación bien mediante la labranza, dejar en la superficie residuos vegetales o simplemente una cobertura de piedras. Esta ultima técnica es especialmente útil en plantaciones de frutales y olivar.

Los cultivos bajo plástico son los que mejor optimizan el uso del agua pero también se pueden proveer de mejoras tecnológicas para el ahorro del agua. La clave está en proporcionar la cantidad de agua justa para el cultivo, sin que llegue a sobrar o faltar.

Como la agricultura de secano no es rentable, muchos agricultores optan por abandonar los cultivos; o bien intentan plantaciones subvencionadas o especulan con la tierra con vistas a su urbanización.