Investigadores canarios buscan las mejores variedades de papaya

0
64

   Esto permite a los agricultores disponer de una mayor variedad para el cultivo y obtener frutos de mejor calidad comercial.

    El objetivo de estos trabajos es seleccionar cuáles son las variedades más interesantes para el mercado y los consumidores, con el propósito de determinar los aspectos más destacables de cada una y dilucidar si, en el futuro, mediante técnicas de mejora genética, se podrían lograr cruzamientos de las que se consideren más óptimas, para obtener, a medio plazo variedades mejor adaptadas.

   Para ello, los científicos estudian las características agroclimáticas de cada zona de producción y el comportamiento de las plantas en invernadero, centrándose en parámetros como la cantidad de frutos que generan, sensibilidad a determinadas plagas y enfermedades, y su respuesta a condiciones adversas.

   Asimismo, se analiza la producción y características de la fruta también en postcosecha, es decir, desde que se recolecta hasta que ésta llega al consumidor, estudiando los efectos que tienen su introducción en cámaras frigoríficas y su posterior venta a temperatura ambiente.

    La búsqueda de nuevas variedades que permitan ofrecer fruta con un aceptable contenido de azúcar -que el mercado ha convenido en determinar que debe superar 11, 5 gramos de azúcar por 100 gramos de fruta- representa el principal objetivo que debe alcanzar el productor para fidelizar así al consumidor, de ahí el interés por determinar el comportamiento de cada variedad en diferentes zonas de las Islas y la relevancia de establecer el calendario adecuado de cultivo.

    El ICIA ha obtenido recientemente del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA) financiación para un proyecto de I+D denominado “Bases tecnológicas para una producción eficiente y sostenible de la papaya en climas subtropicales”, elaborado por técnicos del Instituto en colaboración con el Cabildo Insular de Tenerife y la empresa Cultesa, y que cuenta con el apoyo de otras entidades del sector. En el programa se plantea actualizar los conocimientos técnicos sobre la multiplicación, el manejo agronómico y la respuesta a las condiciones ambientales, utilizando variedades de referencia.