Investigan a las ganaderías Mejicanas para evitar el consumo accidental de clembuterol

0
16

EFE.- Las autoridades sanitarias de México investigan en ganaderías y rastros el uso ilícito de clembuterol para evitar su consumo accidental, que este año disparó la alarma cuando en un centenar de futbolistas se encontraron restos de esta sustancia, informó hoy una fuente oficial.

"Las acciones llevadas a cabo por el gobierno mexicano han reducido el número de casos por esta contaminación, de 555 en 2005 a 89 en 2010", dijo Mikel Arriola, director de la Comisión Federal Para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) en una teleconferencia en las instalaciones de la Federación Mexicana de Fútbol (FMF).

Las autoridades ya venían combatiendo el empleo de esta sustancia que se utiliza de forma ilícita para engordar el ganado, pero el caso cobró relevancia durante el Mundial Sub’17, que se disputó en México en junio y julio pasados, cuando en 109 jugadores de distintos países se detectaron restos de clembuterol en sus muestras de orina.

Para evitar un suceso similar ahora que en México se desarrollan los XVI Juego Panamericanos, del 14 al 30 de octubre, el Gobierno federal reforzó las medidas contra el uso del clembuterol, dijo Arriola.

Explicó que de junio a octubre de 2011 las autoridades visitaron varios rastros en siete estados del país. "Tomamos 6.421 muestras en 14 operativos y el 99 % de las muestras fueron positivas, y los rastros clausurados", dijo.

"Vamos a continuar las inspecciones para evitar la contaminación en la población en general", aseguró.

Comentó que las investigaciones han tenido éxito, ya que ha disminuido el número de casos de contaminación y agregó que las autoridades siguen en alerta, aplicando las leyes y otras prohibiciones para evitar el uso de estas sustancias".

Sobre los casos por contaminación con clembuterol en el país y sus síntomas, Arriola explicó que no ha habido reportes de muertes entre 2005 y 2010.

Detalló que cuando una persona se contamina con esta sustancia puede sufrir vómito y fiebre, "pero no es algo muy serio en términos de cuidados médicos".

Alertó que en caso de ingesta en grandes cantidades es necesaria la hospitalización, ya que puede haber secuelas permanentes.