Investigar los genes de las algas suena abstracto, pero mejora la vida

0
27

EFE.- García, profesora asociada de la Facultad de Ciencias del Mar del citado centro universitario, explicó que la finalidad de las investigaciones acerca de la fisiología de las algas, el funcionamiento molecular de su reproducción, es mejorar la explotación de los cultivos y la vida de quienes viven de ello.

La producción mundial de algas se estima que supera los dos millones de toneladas al año, y mueven mucho dinero en el mundo, unos 500 millones de dólares, indicó Pilar García, quien añadió que estas plantas marinas se utilizan en la industria alimentaria y en la farmacéutica, y proceden de cultivos en mar abierto.

Los cultivos de algas protegen los ecosistemas de los litorales, ya que favorecen la limpieza de las aguas, pero también evitan el expolio de las poblaciones para usos industriales, y evitan que haya una excesiva presión sobre la pesca.

Pero además se pueden utilizar para mejorar las condiciones de vida de algunas poblaciones, como las que habitan en aguas próximas a la entrada del Canal de Panamá.

Pilar García explicó que quienes viven a la entrada del Canal de Panamá viven, en el caso de los hombres, mayoritariamente de los ingresos que perciben por trabajar en el canal, y las mujeres consiguen del cultivo de las algas unos ingresos extra con los que mejorar su situación.

Si se mejora la reproducción de las algas se conseguirán más y mejores individuos y con productos como el carragenano de mayor calidad, con lo que quienes viven de esos cultivos podrán obtener precios más favorables, señaló Pilar García.

Comentó que la previsión es que durante este año finalice la tesis de Claudia Pérez, estudiante panameña que ha caracterizado molecularmente la especie explotada en su país y la calidad de su carragenano, que es un biopolímero o molécula de alto interés industrial presente en las paredes de las algas.

La Universidad de Las Palmas de Gran Canaria colabora en técnicas de biotecnología con la Universidad de Panamá, pero también participa en un proyecto europeo (Phycomorph) en el que diversos grupos investigan sobre varias facetas de las algas.

La investigación en la que trabaja Pilar García está relacionada con la parte reproductiva de las algas y la finalidad es transmitir la tecnología, para lo que se precisa apoyo económico pues los resultados no son inmediatos, recordó la profesora de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.