ITENE lidera el desarrollo de un nuevo envase para impulsar el consumo de frutas

0
2

    Con el fin de invertir la dinámica de una dismunución del consumo de frutas,en especial entre losmás jóvenes, un consorcio de empresas y centros de investigación europeos trabaja en el desarrollo de una solución de envase que hará mucho más fácil el consumo de la fruta. En concreto, la fruta fresca pelada, lista para consumir y fácilmente transportable supondrá una solución para aquellos que encuentran en la preparación y el corte de este producto un inconveniente, o incluso aquellos que tienen dificultades para pelarlas.

    Por contra, la fruta procesada cuenta con una vida útil muy corta que la hace de obligado consumo una vez que ha sido pelada. Los consumidores esperan que esta fruta mínimamente procesada sea atractiva, nutritiva y que cuente con una gran calidad y vida útil, sin diferencias de sabor y texturas con la fruta original.

    Dichas expectativas son difíciles de alcanzar, ya que los productos mínimamente procesados sufren un rápido deterioro que genera una pérdida de agua y de textura en la fruta, así como cambios no deseados en su sabor y en su color.

    Para superarlo, EASYFRUIT trabaja en una solución que combina el uso de tratamientos de mínimo procesado con el desarrollo de un envase activo para la fruta fresca cortada, que sea capaz de aumentar la vida útil de este producto entre tres y cinco días más de lo que se puede conseguir con las tecnologías actuales.
Estos tratamientos de mínimo procesado se combinarán con la liberación de compuestos activos incorporados al envase. La formulación del envase y los ingredientes activos se seleccionarán y optimizarán para cada tipo de fruta, debido a que cada una de ellas tiene un proceso específico de deterioro, y los mecanismos que le llevan a su fin de vida son diferentes.

    Por tanto los tratamientos de pre-envasado y los sistemas de envase activo se dirigirán a los puntos débiles específicos de la vida útil de cada fruta envasada específica, utilizando como prototipos en este caso la piña y la naranja.

    Entre otras ventajas, los resultados de EASYFRUIT contribuirán a abrir nuevos mercados y generar unos mejores resultados en las empresas, debido a la reducción de pérdidas por el deterioro de la fruta fresca.

    En el plano social, EASYFRUIT supondrá un aumento del consumo de la fruta fresca entre la población, disminuyendo las enfermedades cardiovasculares y la obesidad. Finalmente, desde un punto de vista medioambiental, permitirá la reducción de los residuos generados por la caducidad de la fruta fresca cortada envasada.

    El Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística (ITENE) lidera esta iniciativa en la que participan CENTROS COMERCIALES CARREFOUR y PRODUCTOS LANDIA en España, SLICE FRUIT (Dinamarca), SPECTAR (Serbia), OMNIFORM (Bélgica) y el centro tecnológico noruego NOFIMA. Más información www.easyfruit.eu