Jamones Eíriz obtiene el certificado de huella de carbono para sus ibéricos bellota

0
29

      La huella de carbono pretende cuantificar la cantidad de emisiones de GEI, medidas en emisiones de CO2 equivalente, que son liberadas a la atmósfera debido a las actividades cotidianas o a la comercialización de un producto. Este análisis abarca todas las actividades de su ciclo de vida y permite al consumidor decidir que alimentos comprar en base a la contaminación generada por los distintos procesos que ha pasado.

     Su cálculo permite además implementar una estrategia de reducción o compensación de emisiones como elemento de concienciación y de prácticas más sostenibles que puedan hacer frente al cambio climático y al calentamiento global, provocado por la emisión de Gases de Efecto Invernadero y en especial de dióxido de carbono.

Una apuesta por la diferenciación con otras empresas del sector


     Domingo Eíriz, propietario de Jamones Eíriz, ha señala que el objetivo de determinar la huella de carbono en sus jamones ibéricos de bellota ha sido "diferenciarnos de otras empresas del sector, ya que nos distinguimos por una elaboración más artesana, basada en la curación en bodegas naturales y en una perfecta simbiosis con el entorno considerado reserva de la biosfera por la UNESCO".

      Asimismo, ha apuntado que aunque "la verificación de la huella de carbono se utiliza muy poco en España, a nivel internacional es cada vez más demandado como sello de responsabilidad medioambiental".

      La Asociación Española de Normalización y Certificación Aenor Medio Ambiente ha sido la encargada de realizar la certificación en esta empresa onubense, que legitima una emisión de 28,93503 kilos de CO2-eq por pieza de jamón ibérico de bellota con un peso medio de 7,85 kilos en todo su ciclo de vida y desde el cerdo ibérico en el campo hasta que el jamón está en casa del cliente.

      Jamones Eíriz Jabugo se sitúa así en referente del sector tras esta certificación pionera en el ámbito del sector ibérico, ya que calcular la huella de carbono supone el nivel más alto de la verificación para este tipo de emisiones y la acredita como empresa sostenible y comprometida con el Medio Ambiente.