Un joven jornalero ha sido el protagonista de un suceso sorprendente. Al parecer, estrelló su propio tractor contra un bar en el que había estado unos minutos antes jugando a las máquinas tragaperras. Según cuenta ‘El Norte de Castilla’, el joven se tuvo que marchar del lugar porque los dueños le advirtieron que había llegado la hora de cerrar.

Esa noticia no le sentó bien al jornalero porque pretendía seguir jugando a las máquinas tragaperras. Por ello, se marchó del local pero regresó con un tractor. Utilizó el mismo para enganchar en el remolque la puerta del establecimiento y poder tirar de ella para abrirlo.

Los hechos tuvieron lugar en la madrugada del viernes al sábado en el bar Redondo, situado en la esquina de la citada plaza con la calle Alonso Pesquera (la antigua travesía de la N-122). “Estuvo un buen rato jugando en la máquina y, cuando llegó la hora de cerrar, le dijimos que teníamos que apagarla y que podía volver por la mañana si quería seguir jugando”, recordaban desde el propio establecimiento, donde confirmaron que se enteraron después de que había regresado con el tractor y destrozado la reja y la puerta que da a la travesía. “No llegó a entrar ni hizo nada más”, apuntaron.

Así que el incidente, en principio, se quedó ahí y los agentes de la Guardia Civil no llegaron a intervenir. Las fuentes consultadas apuntaron a que el autor, al parecer, se hizo cargo después de los daños causados en el lateral del establecimiento Los propietarios del negocio han decidido no presentar denuncia pese a que hubo un grupo de jóvenes que fue testigo de lo sucedido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here