Junta califica de “irresponsabilidad grave” la alerta alemana por los pepinos

0
6

EFE.- Aguilera ha afirmado que es "indignante e inaudito" que el Ejecutivo de "un país tan importante como Alemania" haya trasladado a todos los ciudadanos europeos una preocupación sin que haya dicho dónde se ha producido la contaminación, "que ha podido darse en la producción, la manipulación en origen, el transporte o en el destino".

Ha señalado que la Junta ha inmovilizado los lotes declarados sospechosos por Alemania, que corresponden a una cooperativa de Algarrobo (Málaga) y a otra de Roquetas de Mar (Almería), y los está analizando.

En el caso de la empresa malagueña, su sistema de autocontrol demuestra que no hay contaminación por la bacteria Escherichia coli, mientras que con la almeriense existe "una dificultad añadida" porque los lotes que identifican las autoridades alemanas no coinciden con los que salieron de esta provincia en dirección al mercado de Hamburgo.

Además, ha precisado que existe confirmación de que en este mercado se volcó la mercancía enviada desde Málaga, por lo que no entiende que Alemania acuse a las producciones andaluzas sin tener constatación de dónde se ha producido la contaminación.

Aguilera se ha puesto en contacto con el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino y le ha pedido que traslade al Ejecutivo germano la "indignación" de la Junta por lo ocurrido, al tiempo que ha asegurado que "si hay que pedir responsabilidades, el Gobierno andaluz lo va a hacer".

La consejera se ha preguntado "quién le paga a las empresas señaladas y al resto del sector andaluz por esta irresponsabilidad", y ha añadido que "sería injusto que lo tuvieran que pagar los productores".

"Parece que a veces, a todos nos gusta cómo funcionan determinados pueblos, ciudades o gobiernos, pero el sistema de control sanitario que tiene Andalucía y España no tienen nada que envidiar al alemán", ha insistido Aguilera.

La consejera ha hecho estas declaraciones durante su visita a la Estación Experimental "La Mayora", centro agrario dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ubicado en Algarrobo, la misma localidad malagueña en la que está ubicada una de las cooperativas afectadas.

Las autoridades sanitarias alemanas anunciaron ayer que el brote brote infeccioso por la bacteria intestinal Escherichia coli detectado en Alemania tiene su origen en pepinos procedentes de España que fueron comercializados a través del mercado central de Hamburgo.

La Comisión Europea ha reconocido hoy que la contaminación de los pepinos españoles que han causado el mencionado brote de bacteria intestinal en Alemania pudo producirse fuera del país de origen.