Junta-CyL y el sector colaborarán en la investigación para mejorar la calidad del trigo

0
11

     En ese sentido, ha detallado que el acuerdo suscrito pretende aprovechar la "fortaleza" de Castilla y León en cuanto a producción e industrias para desarrollar investigaciones que supongan una mayor superficie cultivada y la mejora de la calidad del trigo con el objetivo de obtener más rentabilidad para los agricultores y más valor económico.

El mercado demanda nuevas variedades ques e deben satisfacer


     La titular de Agricultura ha manifestado que el mercado está demandando nuevas variedades de trigo con unas características específicas, lo que significa que existe una posibilidad de negocio y crecimiento en la producción de trigos de calidad.

     Clemente ha explicado que a través del acuerdo se orientará la producción de los agricultores hacia las necesidades de la industria transformadora y se impulsará la investigación para la elaboración de nuevos productos que respondan a las demandas de los consumidores.

     Para ello, el Instituto Técnico Agrario de Castilla y León (Itacyl), que ya desarrolla investigaciones sobre los cultivos de trigo, pondrá a disposición del sector los resultados de sus investigaciones para "transferir el conocimiento" a los productores y a la industria.

Un convenio que alcanzará a unas 50.000 agricultores y trabajadores


     La consejera ha estimado que los resultados del convenio llegarán a unas 50.000 personas entre agricultores y trabajadores de las empresas transformadoras y la industria agroalimentaria.

     Castilla y León cuenta con 884.131 hectáreas sembradas de trigo blando, una producción de alrededor de 2,5 millones de toneladas y 41.508 agricultores empleados en este sector.

     Además, en la Comunidad existen 24 empresas harineras, que aglutinan el 20 por ciento de la producción de harina de España, así como las empresas que aglutinan el 45 por ciento del consumo nacional de galletas, ha expresado Clemente.

     El presidente de Siro, Juan Manuel González Serna, ha explicado que su compañía, como compradora de harina y productora de galletas y pastas alimenticias, está "comprometida" para que se produzca "mejor trigo" con "más rentabilidad para los agricultores" y con "mayor calidad" para los productores y los consumidores.

Una apuesta en la que la industria lleva tiempo apostando


     "Ese es el reto del convenio", ha manifestado González Serna, con el que ha coincidido la presidenta de Gullón, María Teresa Rodríguez, que ha manifestado su confianza en que el convenio suscrito "llegará lejos" gracias al esfuerzo investigador.

     El presidente de la cooperativa ACOR, Carlos Rico, ha indicado que los agricultores de la Comunidad "llevan tiempo" impulsando mejoras y nuevos cultivos.

     "La única manera de mejorar la rentabilidad y la calidad de los cultivos es la investigación y la innovación", ha asegurado Rico, quien ha opinado que el convenio firmado hoy beneficiará a todas las partes implicadas del sector.

     Por último, el presidente de la Asociación de Fabricantes de Harina de Castilla y León, Miguel Ángel Colino, ha destacado que es "importante" que cada una de las partes implicadas aporte su "ilusión" y su trabajo para cumplir con el objetivo del proyecto.