Juzgado declara en concurso a Pescanova y le retira la administración al presidente

0
11

    El magistrado indica que ha decidido retirar las facultades de administración al presidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa, debido "a que su mantenimiento entraña evidentes riesgos".

    Para ello se basa en el hecho de que el órgano de administración ha incumplido el deber de formulación de las cuentas anuales del ejercicio 2012 en el plazo indicado por ley, "lo que constituye una de las funciones esenciales del órgano de administración".

    Al mismo tiempo, se ha incumplido el deber de presentar ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) los estados financieros intermedios del segundo semestre de 2012. Recuerda que las cuentas se encuentran si auditar y que se ha solicitado la revocación del auditor en otro juzgado.

    Según detalla, existen discrepancias relevantes entre la información suministrada con la solicitud de concurso y la subsanación presentada pocos días después.

    En concreto alude al cambio del porcentaje de participación del socio mayoritario, el presidente de Pescanova (del 14, 42% frente al 5,51%), e incluso a la diferencia del pasivo total que se indica por error de cerca de 88 millones de euros. Constata que el cargo actual del presidente de Pescanova habría caducado tras el plazo estatutario de los cinco años.

    Al magistrado le "llama la atención" el hecho de que la solicitud de concurso de acreedores se haya tomado por mayoría, por lo que "da cuenta de la existencia de discrepancias en una decisión de tal trascendencia".

    Por ello, según precisa, mantener las plenas facultades del deudor "puede conducir a una situación de difícil gobernabilidad en absoluto compatible con el orden que debe presidir el proceso concursal, cuyos objetivos son mantener la actividad y el empleo, junto con la satisfacción de los intereses de los acreedores".

    El auto indica que Pescanova ha entregado al juzgado una memoria expresiva de la historia jurídica y económica, un inventario de bienes y derechos, y una relación nominal de acreedores. La compañía ha comunicado al juzgado que Pescanova es la sociedad dominante de un grupo de empresas cuyos concursos de acreedores "no se promueven".