Hoy empieza el verano y con él celebramos el Día Internacional del Sol, un Sol que cada vez es más fuerte y que tiene consecuencias graves para nuestros cultivos. El cambio climático ha provocado que la irradiación solar haya ido en aumento, lo que conlleva que cada vez haya valores más altos de radiación ultravioleta (UV) e infrarroja (IR) durante más meses, invirtiendo el efecto positivo de estas radiaciones en daños a los cultivos, principalmente frutales, hortícolas y cítricos. Los daños en la capa de ozono provocan la entrada de más radiación UVb, lo que afecta, juntamente con el aumento de la temperatura (radiación infrarroja) a la fisiología de las plantas, produciendo mutaciones y daños irreversibles en los cultivos.

Las plantaciones no tienen vacaciones y por lo tanto están totalmente expuestas a este problema en aumento, que llamamos golpe de Sol, planchado, asolanado o estrés por el calor, provocando daños que pueden incluir rotura celular superficial, deshidratación y reducción de la calidad de la fruta (firmeza, color y jugo), implicando pérdidas del rendimiento y calidad comercial del orden del 8% al 30% de las cosechas a nivel mundial.

¿Cómo afecta la radiación en los frutos?

La radiación UV se mide siguiendo los siguientes intervalos para calificar el nivel de riesgo que perjudica a los frutos:

Valores de 8 a 10 de Radiación UV. Empiezan a provocar daños transfiriendo energía y provocando rotura celular (daño celular superficial y decoloración).

Radiación IR. Transfiere energía provocando aumento de temperatura, lo que conlleva una deshidratación y pérdida de calidad en los frutos.

Tanto las medidas culturales como las defensas de las plantas pueden ser insuficientes para evitar el golpe de sol o asolanado, ya que los cultivares no están adaptados a las condiciones meteorológicas de cambios cada vez más extremos.

Entonces ¿cómo podemos proteger la piel de los frutos expuesta a la creciente radiación ultravioleta y la luz infrarroja?

Basándonos en estos problemas, son necesarios productos eficientes, eficaces y que aumenten la rentabilidad de los cultivos solucionando y previniendo el golpe de Sol o asolanado.

Con el fin de reducir los efectos del estrés térmico y oxidativo en frutos y hojas, Hilfe Agrotechnical® ha desarrollado una nueva formulación: KOSMET®, protección invisible contra daños solares, que interviene en cuatro aspectos fundamentales: disminuye la radiación solar que llega a la planta y a los frutos, hidrata los tejidos y promueve la biosíntesis de HSP y ácidos grasos de las paredes celulares.

¿Cómo actúa KOSMET®?

Para conseguir disminuir la radiación solar que llega a la planta, KOSMET® forma una película transparente sobre los tejidos una vez aplicada vía foliar, con el fin de absorber, dispersar y reflejar la radiación:

Triglicéridos de cadena corta que absorben la radiación, produciendo un efecto refrescante entre 3 ºC y 5 ºC.

Triglicéridos de cadena larga que reflejan la radiación e hidratan los tejidos, evitando que la temperatura de la piel del fruto aumente.

Su composición con hierro, zinc y oligosacáridos que promueven la biosíntesis de HSP (proteínas de shock térmico) y de ácidos grasos de las paredes celulares.

Su formulación tiene propiedades cicatrizantes para ayudar a reparar las consecuencias de granizadas o microfisuras generadas.

¿Cuándo y dónde KOSMET®?

Las aplicaciones deben iniciarse de forma preventiva con valores de radicación UV a partir de 8, y/o con previsión a una ola de calor. Está especialmente indicado en Cítricos, Frutales, Melón y Sandía, Tomate industria, Granada, Caqui, Viña y hortícolas.

¿Cómo se aplica KOSMET®?

La aplicación de KOSMET® se realiza vía foliar, directamente sobre el cultivo a proteger, en general a la dosis de 300-400 cc/hl (3-4 L/ha.). El espaciado entre aplicaciones es de 12 a 20 días, en función de los condicionantes climáticos. En casos de reconocida necesidad puede incrementarse la dosis hasta 500 cc/hl. Se aconseja utilizar el volumen de caldo necesario para una correcta distribución y recubrimiento del cultivo, para formar una película uniforme y homogénea, sin llegar al punto de goteo. Se recomienda el uso de un buen mojante.

¿Por qué KOSMET®?

Al contrario que otros productos con efectos parecidos, KOSMET® no contiene CAOLÍN (Silicato de Aluminio). Las principales ventajas que presenta frente a otros productos son:

  • Formación de una película transparente que sobre los tejidos
  • Formulación líquida: facilidad de dosificación
  • No daña los equipos
  • No retrasa la maduración
  • Exento de residuos, certificado de uso en agricultura ecológica
  • Resistencia eficaz a condiciones climáticas adversas
  • Compatible con la mayoría de compuestos de uso común (insecticidas, fungicidas, productos nutricionales, etc.)

Más información en hilfeagrotechnical.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here