KWB certifica el uso del hueso de aceituna en sus calderas de biomasa

0
8

   Otras marcas están utilizando también el hueso y los fabricantes permiten el uso del mismo en sus equipos, pero sólo KWB tendrá certificada la garantía con los datos técnicos correspondientes, gracias a los excelentes resultados obtenidos en sus investigaciones.

   El Centro de investigación de I+D de KWB, el mayor centro privado de investigación de Europa, que cada año invierte un 10% de sus beneficios en nuevos desarrollos, ha llevado a cabo un estudio del hueso de aceituna durante más de cuatro años. Parte del estudio del hueso se ha hecho en las instalaciones austriacas, donde se estudiaron distintos tipos de hueso, con procedencias y variedades diferentes, y se ha complementado con un estudio de campo en España, en instalaciones reales, para poder obtener comparar y valorar resultados.

   Los datos obtenidos  han sido analizados, comparados, valorados, estudiados hasta el mínimo detalle, bajo el estricto control de los científicos que integran el Centro de Investigación de KWB. 

Proceso de investigación del hueso

    HCIB y KWB tienen experiencia con el hueso de aceituna desde 2005, cuando empezaron a instalarse calderas de biomasa en zonas donde estaba disponible este combustible sostenible, local y barato. A partir de ese momento, a pesar de no tener una observación monitorizada, se realiza un intercambio de información sobre el rendimiento de las calderas de biomasa KWB al utilizar el hueso de aceituna como combustible.

    En 2008 se realizan los primeros test de función y emisiones en KWB Austria, los cuales ofrecen unos primeros resultados positivos. Pero se necesita más tiempo de estudio para poder extraer conclusiones sobre el  verdadero comportamiento del hueso, las calidades del mismo y su rendimiento en calderas de biomasa, ya que aspectos como la corrosión, por ejemplo, sólo se detectan al cabo de unos años de uso.