La añada de 2010 de la Denominación Arribes logra la calificación “muy buena”

0
13

EFE.- Los dieciocho expertos que se han dado cita hoy en la cata han calificado 102 catas de vino de excelentes, mientras que han considerado muy buenas 128 y buenas 4, según ha informado a Efe el director técnico de la Denominación de Origen Arribes, Carlos Capilla.

De esta forma, la calificación final ha sido de muy buena, al igual que en las tres añadas anteriores que se han calificado desde que existe esta Denominación de Origen, aunque este año la distancia para obtener la valoración de excelente ha sido menor.

A ello ha contribuido que los vinos de la añada de 2010 presentaban "muy buen color" y la climatología el año pasado fue "muy interesante", según Carlos Capilla.

Del mismo modo, ha influido la forma de elaboración de los caldos de esta Denominación de Origen, que cada vez es más depurada y existe una "mejora sustancial día a día" de los vinos de Arribes.

Uno de los integrantes del comité de cata, el director del máster de sumiller de la Universidad CEU-San Pablo y asesor del Museo Provincial del Vino de Valladolid, Miguel Ángel Benito, ha resaltado la mejora experimentada en los últimos años por los vinos de Arribes.

Benito ha indicado que, a su juicio, la cosecha de 2010 fue "verdaderamente excepcional" y ha confesado su admiración por la variedad principal de la zona, la uva tinta autóctona Juan García.

"Es una uva que lo tiene todo", ha declarado Miguel Ángel Benito al referirse a la Juan García, que debe ser "el buque insignia" de la Denominación de Origen Arribes.

La cosecha del año 2010 en esta DO permitirá elaborar cerca de un millón de litros de vino, aunque únicamente se sacarán al mercado unas 600.000 botellas amparadas por la Denominación de Origen y el resto, de inferior calidad, se venderá a granel.

La producción de los vinos de Arribes se han incrementado más de un 20 por ciento desde el año 2008 y las ventas se realizan principalmente en Castilla y León y en Cataluña dentro del mercado español, que acapara el 70 por ciento de las ventas, mientras que el 30 por ciento restante se exporta, sobre todo a países europeos, Estados Unidos y Japón.