La actividad cinegética elemento esencial para la vertebración social y el medio ambiente

0
13

MARM.-También se subraya la necesidad de mejorar la imagen de la actividad cinegética, realizando un mayor esfuerzo en su divulgación y a través de la puesta en marcha de actuaciones formativas relacionadas con el sector

Los asistentes al I Congreso Nacional de Caza y Desarrollo Rural, organizado en Toledo por el MARM, la Real Federación Española de Caza, y la Asociación de Propietarios Rurales para la gestión cinegética y la Conservación del Medio Ambiente (APROCA), han consensuado una serie de conclusiones en las que constatan la importancia económica de la actividad cinegética desde su condición de primer subsector económico productivo primario, especialmente significativo para municipios rurales y zonas desfavorecidas, constituyendo además un elemento esencial de vertebración social y para la conservación del medio ambiente.

En dichas conclusiones, los participantes en el Congreso expresan la necesidad de fortalecer la capacidad empresarial y sus instrumentos asociados, para permitir una plena incorporación de la caza a la actividad económica y a la creación de riqueza.

Asimismo, se señala que la actividad cinegética, además de crear puestos de trabajo directos, posibilita construir una cadena productiva alrededor de la misma, que incorpora y potencia valor añadido en cuantía muy superior al rendimiento directo que genera.

En este sentido, las conclusiones apuntan la importancia de promover el consumo de productos de la caza, incentivar la consolidación de empresas transformadoras, así como de servicios asociados, y de establecimientos implicados en el proceso, consolidando una marca común y única de calidad asociada a la producción cinegética en todos los eslabones de la cadena de consumo.

También se ha apuntado la conveniencia de crear un nuevo marco jurídico nacional, que permita desarrollar esta actividad desde una perspectiva de Estado, sin menoscabo de las competencias autonómicas, pero asegurando un escenario común y homogéneo para todo el territorio nacional.

Al mismo tiempo, se subraya la necesidad de mejorar la imagen de la actividad cinegética, realizando un mayor esfuerzo en su divulgación y a través de la puesta en marcha de actuaciones formativas relacionadas con el sector. En este sentido, se considera que la actividad cinegética debe incorporarse con absoluta cotidianeidad a los programas de difusión y divulgación de la imagen de España, tanto en el interior como en el exterior.

Por último, se indica que, una vez constatado que España es la mayor potencia cinegética europea, es necesario consolidar, difundir, poner en valor y construir futuro alrededor del principal argumento económico y social que actualmente disponen gran parte de los territorios españoles, siendo este reconocimiento esencial para la caza y, en mayor medida, para el territorio rural y para la vertebración nacional.