La agricultura se presenta como la gran alternativa a la demanda de alimentos

0
18

        En esta última jornada se han celebrado dos mesas redondas, la primera, moderada por el director de Desarrollo y Comunicación de Sigfito, Victorino Martínez, y centrada en el análisis de la nueva PAC como una política que supone una garantía de alimentos sanos y de calidad para los consumidores europeos. En esta mesa han intervenido el miembro del CESE y director de ASAJA en Bruselas, Pedro Narro, la presidenta de la Asociación General de Consumidores (ASGECO), Ana Isabel Ceballo, y el director de Relaciones Internacionales de Heineken España, Jorge Paradela.

    La segunda y última de las mesas, moderada por Luis Bulhao, se ha centrado en analizar la relación de la nueva PAC con la conservación del medio ambiente y el cambio climático y ha contado con la intervención de la directora general de Desarrollo Rural y Política Forestal del MAGRAMA, Begoña Nieto Gilarte, el representante de la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea, Ricard Ramon, y el responsable de Desarrollo Ambiental, Proyectos y Cambio Climático de Endesa, Fernando Ordóñez.

    Tal como se ha puesto de manifiesto a lo largo de toda la Conferencia el largo y complejo proceso de reforma de la PAC está llegando a su fin. Las decisiones nacionales de implementación de la PAC van a perfilar la PAC hasta 2020 y los agricultores necesitan la seguridad jurídica necesaria para planificar su actividad. Es en este contexto en el que los participantes y organizaciones miembros del Comité de Organizaciones Profesionales Agrarias (COPA) presentes en la Conferencia de Sevilla han elaborado la declaración final que ha leído el presidente de ASAJA-Sevilla, Ricardo Serra y en la que se ha destacado su apuesta por la PAC, por el comercio, pero no por la discriminación, por la innovación y las nuevas tecnologías para mejorar la gestión, por una legislación eficaz para equilibrar la cadena alimentaria y, en definitiva, por el reconocimiento de la PAC como una política para toda la sociedad.

Declaración final de la Conferencia

    Así, en la declaración final de la Conferencia Europea de Agricultores de Sevilla se afirma que "el sector agrario defiende y apuesta por una PAC que siga siendo Política, Agraria y Común. Este nuevo modelo de reforma debería ponerse al servicio de aquellos que son verdaderamente agricultores y ganaderos, proporcionar instrumentos para mejorar nuestra competitividad y valorizar la contribución de la PAC al medio ambiente y la sostenibilidad. Los agricultores y ganaderos europeos todavía no han perdido la esperanza de que algún día pueda articularse un sistema menos complejo, menos burocrático y más simple.

    En un mundo globalizado la política comercial debe ser coherente con la PAC y el modelo agrícola vigente en la UE. La UE cuenta con una balanza comercial agrícola positiva de cerca de 12.600 millones de euros  pero el comercio no puede ser un fin en sí mismo sino que tiene que ser un instrumento para conseguir un desarrollo equilibrado de nuestros territorios. Los acuerdos comerciales que está negociando la UE en la actualidad (EEUU, Japón, Canadá, países del Sur del Mediterráneo…) no pueden contribuir a consolidar fuera de nuestras fronteras aquello que no permitimos en nuestro territorio. 

     Los agricultores  y ganaderos europeos y sus cooperativas no temen al comercio ni la eliminación de aranceles, son conscientes de las oportunidades que brinda el comercio pero sólo reclaman reglas uniformes que eviten la competencia desleal y no menoscaben la confianza del consumidor europeo en el sistema.

   Las explotaciones de la UE necesitan de la innovación y las nuevas tecnologías para poder modernizarse, optimizar el uso de los recursos naturales y mejorar la productividad. La nueva Asociación Europea para la Innovación debe centrarse en las necesidades reales de la actividad agraria, apoyar las iniciativas de los agricultores y ganaderos y aumentar la competitividad de nuestras explotaciones.

    Los agricultores y ganaderos de la UE siguen luchando por lograr un precio justo para sus productos. Resulta necesario un sistema que vaya más allá de los códigos voluntarios de buenas prácticas y se base en una legislación europea y unos mecanismos de aplicación apropiados.  Algunos Estados miembros cuentan ya con una legislación en la materia, la UE debe recuperar el liderazgo y apostar por iniciativas más ambiciosas que permitan equilibrar la cadena alimentaria, prohíban las prácticas desleales y abusivas y consolide un mecanismo de control y sanción eficaz.

    La PAC es hoy un instrumento que beneficia al conjunto de la sociedad. El éxodo rural y los cambios en el modo de vida de los ciudadanos los han alejado progresivamente de la actividad agraria y la realidad del campo. Hoy, más que nunca, los agricultores y ganaderos europeos desean reforzar su relación con los consumidores para que se valorice la actividad agraria  y su aportación económica, social y ambiental.

    La alimentación de nuestros ciudadanos no es una cuestión banal. Todos tenemos nuestra responsabilidad y el sector agrario de la UE está dispuesto con esfuerzo, profesionalidad y trabajo a responder al reto".

Clausura de la jornada y de la campaña de sensibilización sobre la PAC

     Tras la lectura de esta declaración, el presidente nacional de ASAJA, Pedro Barato, y la directora general de Desarrollo Rural y Política Forestal del MAGRAMA, Begoña Nieto Gilarte han clausurado la Conferencia Europea de Agricultores que ha cerrado la Semana de la Agricultura en Sevilla y ha puesto el broche final a la campaña divulgativa sobre la PAC iniciada en 2013 con la que ASAJA-Sevilla ha pretendido estimular un debate constructivo en el sector agrario europeo para poner en común y aclarar las principales cuestiones entorno a la aplicación de la PAC y del futuro de esta política básica para los agricultores y ganaderos y para todos los ciudadanos de la UE.

    Esta campaña, promovida por la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural de la CE ha contado además con la colaboración y el patrocinio de Syngenta Agro, Endesa, SIGFITO, Heineken España, Foro Interalimentario, la Fundación Caja Rural del Sur y la Asociación Europea de Protección de Cultivos (ECPA).