La agroalimentación tiene poco peso en PIB, pero es motor de la exportación

0
10

EFE.- Así ha quedado reflejado en el número 8 de la publicación "Análisis y Prospectiva-Serie Indicadores" del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) sobre la evolución del sector agroalimentario español, que ya se puede consultar en la página web del citado departamento.

Además de ofrecer cifras y datos disponibles en el primer semestre de 2011, incorpora un análisis sobre la evolución del comercio exterior agroalimentario en los últimos cuatro años.

Las exportaciones agroalimentarias en 2009 suponen el 16,5 % de las exportaciones totales y las importaciones el 11,5 % de las importaciones, además, el peso de la industria agroalimentaria dentro del comercio exterior agrario es cercano al 55 % del valor, tanto de las ventas al exterior como de las importaciones.

En el análisis queda patente que el comercio exterior agroalimentario posee una serie de características que lo diferencian de otros sectores.

El principal socio comercial agroalimentario de España es la UE-27: 79,4 % del valor de las exportaciones y el 59,5 % de las importaciones.

Este mercado es más importante para el comercio exterior agroalimentario que para el conjunto de la economía española, ya que la cuota del total de las exportaciones asciende al 66,8 %, y la de las importaciones al 53,8 %.

No obstante, se observa una cierta diversificación de los destinos comerciales, ya que la cuota de las exportaciones a países distintos a los principales socios históricos (Francia, Alemania, Italia, Rusia o Estados Unidos) se ha incrementado en 2010 frente a la media del periodo 2005-2009: "Resto UE" (12,8 % frente a 12,5 %) y "Resto Terceros" (14,7 % frente a 12,8 %).

La crisis también ha tenido su reflejo en este sector, ya que el valor interanual del comercio exterior agroalimentario ha experimentado una contracción a partir de 2008, aunque de menor intensidad que la del conjunto de la economía.

Entre octubre de 2008 y enero de 2010, el valor anual acumulado de las exportaciones agroalimentarias disminuye un 5,2 % y las importaciones un 12,8 %.

El valor interanual de productos agroalimentarios exportados desciende hasta los 25.820 millones euros y las importaciones también alcanzan un mínimo, cifrado en 23.416 millones euros, según el citado análisis.

Al igual que ocurriera en el conjunto de la economía, el saldo comercial agroalimentario mejoró a raíz de la crisis.

Previamente, en 2007 y 2008, el crecimiento de las importaciones había sido mayor que el de las exportaciones (19,3 % frente a 15,6 %), alcanzándose un déficit de la balanza comercial de 330 millones de euros en abril de 2008.

Según el estudio del MARM, en 2009 decrece el valor de los intercambios comerciales, y se contraen más las importaciones (-12,8 % desde octubre de 2008 a enero de 2010) que las exportaciones (-5,2 % en mismo periodo).

El saldo agroalimentario experimenta un gran crecimiento y alcanzó los 3.000 millones euros positivos a finales de 2010 y, a partir de enero de 2010, el comercio agroalimentario se recupera.

Los valores anuales de exportaciones e importaciones experimentan tasas de crecimiento intertrimestral positivas a partir de abril de 2010, llegando a un máximo del 5% en enero de 2011.

En consecuencia, desde enero de 2010 hasta marzo de 2011, las exportaciones interanuales suben un 13,5% y las importaciones 12,3%.

De esta forma, el valor del comercio exterior agroalimentario crece con rapidez, y alcanza un valor de las exportaciones incluso mayor al registrado antes de la crisis, de 29.300 millones euros en marzo de 2011 frente a 27.250 millones de euros de octubre de 2008.

Las importaciones acumuladas anuales también se recuperan, aunque no alcanzan aún las cifras de 2008: 26.300 millones de euros frente a 26.800 millones de euros.