La ALIANZA no ve motivos de alegría con los datos de la PAC en Castilla y León

0
8

    Para LA ALIANZA UPA-COAG lo que sí representa este dato es que la reforma aprobada  por el Ministerio de Agricultura, "tal y como dijimos en su día, consolida a la agricultura de sofá y al absentista impidiendo el relevo generacional del campo".

    En este sentido, la organización se vuelve a remitir a la definición de agricultor activo "que acordamos tanto las organizaciones agrarias, como la Consejería de Agricultura y las cooperativas. De haberse recogido ésta en la aplicación de la reforma se hubiera permitido, entre otras cosas, dejar tierras disponibles para la incorporación de jóvenes, y que los profesionales agrarios pudieran dimensionar convenientemente las explotaciones para hacerlas más rentables y competitivas, avanzando en el modelo social agrario de la explotación familiar."

Sólo 42.000 cotizantes a la seguridad social agraria

     El hecho de que actualmente apenas haya 42.000 agricultores y ganaderos en Castilla y León que cotizan a la seguridad social agraria "visualiza bien a las claras el nivel de profesionalidad de los perceptores de la PAC en nuestra comunidad autónoma, cuestión ésta que se puede extrapolar a lo que ocurre en el resto del país", según LA ALIANZA.

    Por eso consideran que los datos facilitados por la Consejería de Agricultura "lo único que corroboran es que el reparto de los pagos compensatorios se realizan sin criterio alguno, si lo que se busca es garantizar el futuro profesional del sector y el futuro de las explotaciones familiares, ignorando la trayectoria seguida por otros países de referencia como es Francia".

    Por último, LA ALIANZA UPA-COAG recuerda que los datos objetivos del número de PAC tramitadas en Castilla y León, y en el resto del país, trasladan a la opinión pública "una realidad que perpetua la imagen de la injusta redistribución que de los fondos públicos se hace, y que afecta también de forma muy negativa a la industria agroalimentaria".