La alta cocina andaluza disfruta de la variedad de tomates del Guadalhorce

0
14

Valle del Guadalorce.- Tomate huevo toro, choricero, Josefa, verde, sherry de todos los colores, malara, morao, peralta, de pera, moscatel, corazón de buey… La gran variedad de tomates cultivados en el Valle del Guadalhorce servirá de base para la intervención de Diego del Río (estrella Michelín) en el III Congreso de Alta Cocina Andalucía Sabor, que tiene lugar esta tarde en Sevilla.
Del Río usará estas variedades locales para navegar por las distintas interpretaciones, recetas y sabores de las sopas. Además, durante el congreso, la exposición de variedades locales de tomates que ha viajado por los mercadillos Guadalhorce Ecológico desde finales de agosto, se mostrará al público con una réplica en el expositor del CAAE (Comité Andaluz de Agricultura Ecológica).
Esta actividad forma parte del paquete de colaboraciones que el Restaurante El Lago está realizando con el GDR Valle del Guadalhorce y la Asociación Guadalhorce Ecológico destinados a poner en valor los productos locales e introducirlos en los mejores fogones. Esta colaboración comenzó el pasado mes de agosto con la participación de Diego del Río en el mercadillo Guadalhorce Ecológico de Coín, con una demostración en vivo de cómo usar esta hortaliza en la cocina y ha pasado igualmente por la intervención de Del Río en A qué sabe Eutopía teniendo a las variedades locales de tomate como principal herramienta de su charla.
Propiedades del tomate
El tomate es un alimento poco energético que aporta apenas 20 calorías por 100 gramos. Su componente mayoritario es el agua, seguido de los hidratos de carbono.
Es una fuente interesante de fibra, minerales como el potasio y el fósforo, y de vitaminas, entre las que destacan la C, E, provitamina A y vitaminas del grupo B, en especial B1 y niacina o B3. Además, presenta un alto contenido en carotenos como el licopeno, pigmento natural que aporta al tomate su color rojo característico. El alto contenido en vitaminas C y E y la presencia de carotenos en el tomate convierten a éste en una importante fuente de antioxidantes, sustancias con función protectora de nuestro organismo.
La vitamina E, al igual que la C, tiene acción antioxidante, y ésta última además interviene en la formación de colágeno, glóbulos rojos, huesos y dientes. También favorece la absorción del hierro de los alimentos y aumenta la resistencia frente las infecciones.
La vitamina A es esencial para la visión, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico, además de tener propiedades antioxidantes.
La niacina o vitamina B3 actúa en el funcionamiento del sistema digestivo, el buen estado de la piel, el sistema nervioso y en la conversión de los alimentos en energía.
El potasio es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, además de intervenir en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.