La amenaza de despidos en Panrico no pone fin al bloqueo a la distribución de la planta catalana

0
17

    La acción de impedir la distribución se adopta por parte de los empleados de Panrico como forma de presión para reclamar la reapertura de negociaciones del plan de reestructuración de la empresa. Recordar que los empleados de Panrico en Santa Perpètua hace ocho semanas que mantienen huelga indefinida contra los planes de la sociedad que prevé la reducción de casi la mitad de la plantilla en esta fábrica y una disminución salarial del 18%.

   Los trabajadores de la principal fábrica de Panrico en Cataluña se opusieron desde el primer día a los planes de la sociedad que proponía un drástico recorte de efectivos humanos y una importante reducción salarial. Las propuestas de la empresa fueron sometidas a consulta entre todos los trabajadores del grupo y, la primera vez, el peso de esta fábrica fue decisivo para que el conjunto de los operarios votara en contra.

    Una segunda consulta volvió hacia la aceptación del preacuerdo, gracias a que la ponderación de voto entre las fábricas y el cambio de opinión de algunos sindicalistas de CCOO hizo que los delegados votaran mayoritariamente a favor del pacto.

    Esto no ha sido aceptado por los empleados de la principal planta catalana que mantienen la huelga y que han evitado dos veces la distribución de productos de la marca en Cataluña.

    Por su parte, la dirección de Panrico ha demandado de nuevo a los trabajadores de Santa Perpètua de Mogoda  y les pide de nuevo cuatro millones de euros por los daños derivados de la interrupción de la producción. El juicio está fijado para el 13 de febrero de 2014.

    Los empleados tienen hasta este sábado día 7 de este mes para acogerse voluntarios al expediente. Pasado este plazo, “sino se han cubierto las 30 salidas previstas para este año, suponemos que comenzarán a llegar las cartas de despido”, vaticinaba el comité de Empresa.