La apicultura corre peligro al convertirse en un sector 'refugio' de afectados por la crisis

0
6

       Desde COAG se destaca que este producto extremeño es muy demandado en países como Alemania pero que este año se ha visto afectado por la menor oferta. La miel cacereña se exporta en un 85 % mientras que la de Badajoz se venda en una mayor medida en España.

     La baja producción en Extremadura, sin embargo, supuso una subida de los precios del 15% en relación a los obtenidos durante 2013, al situarse el kilo de miel en el entorno de los 3,5 euros de media durante el pasado ejercicio.

      La subida de precios, sin embargo, ha tenido poca repercusión en el sector miel extremeño pues no compensa la elevada bajada de la producción acontecida durante la campaña pasada.

     "Los precios habrían tenido una buena repercusión si se hablara de una producción normal", ha comentado el máximo responsable del Sector de la Miel de Coag de Extremadura, que ha agregado que "por este motivo es fundamental tener una buena campaña este 2015".

     El mercado internacional es quien determina el precio de la miel extremeña pues la mayor parte del producto se exporta y cuando hay poca producción la industria e intermediarios compradores suben la cotización.

     La bajada de producción ha sido una tónica general en los principales países productores como, por ejemplo, Argentina, un país que lleva varios años con descensos significativos.

Un sector en peligro por la menor producción y por convertirse en ‘refugio’


     El principal "reto" del sector extremeño para 2015 es que se produzca una campaña "en condiciones", aunque hasta marzo no podrá conocerse cómo afecta el clima al sector y a la mortandad de abejas, o cómo afrontan la campaña las colmenas.

     A las dificultades de producción de los últimos tiempos, Paulino Marcos ha indicado que se está atestiguando que la miel se ha convertido en un sector "refugio" de personas provenientes de otros sectores que han sufrido la crisis económica.

     Ha añadido que si la producción no sube y si la recuperación económica no hace que esos profesionales no regresen a sus sectores de origen podría aumentar la "incertidumbre" en un área clave para Extremadura.