La asamblea de ACOR aprueba un beneficio de 8,6 millones, el 58% menos que en 2013

0
79

      Entre las causas esgrimidas en la asamblea por el presidente del descenso de los beneficios se encuentra el derrumbamiento de precios del sector azucarero, por encima del 40 por ciento, y la reducida producción final, lo que ha desembocado en un descenso de la facturación del 15 por ciento, al pasar de 200,5 millones a los 170,5 de la campaña 2013-2014.

      El director general, Julio del Río, ha explicado ante la asamblea que, pese a todo y gracia al incremento de la actividad en la planta de tratamiento de aceites y oleaginosas, la facturación se ha mantenido por encima de la media de los últimos cinco años.

Nuevas áreas de negocio con crecimiento


     Por ello, el presidente de ACOR ha enfatizado que el incremento paulatino de la actividad en las nuevas áreas de negocio, como la generación de energía eléctrica, los aceites y harinas y los servicios a terceros, sirven para garantizar la viabilidad de la cooperativa.

      En el último ejercicio, la actividad azucarera, tradicional en la cooperativa, representó el 59 por ciento de las ventas cuando en la campaña 2008-2009 representaba casi el 98 por ciento.

     El presidente de ACOR ha puesto de manifiesto el esfuerzo que ha hecho la cooperativa en las aportaciones al precio de la remolacha, con el abono al socio de una serie de primas y suplementos por encima del precio base de la remolacha.

     Sin embargo ha advertido de que para la actual campaña 2014-2015 remolachera la previsión es de rendimientos "históricos", tanto en España como en la UE, con un excedente fuera de cuota cercano a las 40.000 toneladas.

      Carlos Rico ha anunciado que, una vez concluido el quinto año de ensayos, se consolidará la producción de harinas especiales de trigo. También ha informado de la constitución formal de dos nuevas entidades mercantiles, una en el sector de la alimentación animal y otra en el de la oleaginosas.