La Asociación Forestal de Ávila fomenta la creación de Unidades de Gestión Micológica

0
222

La Asociación Forestal de Ávila fomenta la creación de Unidades de Gestión Micológica en los montes privados de la provincia de Ávila como medida de regulación de este recurso por parte de los propietarios de los terrenos. El registro cuenta ya con 45 Unidades de Gestión Micológica repartidas por toda la provincia de Ávila con un total de 14 000 ha.

UNIDADES DE GESTION MICOLOGICA 5Esta medida se toma ante un hecho irrefutable: las setas tienen dueño. El aprovechamiento de setas silvestres en terrenos forestales tiene la consideración de aprovechamiento forestal, y como tal, según el Art. 36.1 de la Ley 43/2003, de 21 de noviembre, de Montes, el titular del monte será en todos los casos el propietario de los recursos forestales producidos en su monte, incluidos frutos espontáneos, y tendrá derecho a su aprovechamiento conforme a lo establecido en esta ley; y según la normativa autonómica, en su Art. 43.1 de la Ley 3/2009, de 6 de abril, de Montes de Castilla y León, los propietarios y demás titulares de derechos sobre los montes tendrán derecho a hacerlos suyos.

Con el objetivo de revertir esta situación y favorecer una gestión sostenible de este recurso, de la mano del proyecto Micoplús llevado a cabo por COSE (Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España) a través de la Fundación Biodiversidad, la Asociación Forestal de Ávila, junto con otras Asociaciones de toda España, como Soria, Segovia o Murcia, ha puesto en marcha la creación de estas Unidades de Gestión Micológica, como clave para la regulación de dicho recurso.

UNIDADES DE GESTION MICOLOGICA 3En este caso, cuando el propietario del monte quiere evitar la recolección libre en su terreno, hace una reserva de ese aprovechamiento e informa, mediante tablillas colocadas en todos sus accesos y perimetralmente, de esta situación a toda persona que pretenda acceder a su propiedad. Esta situación, a su vez, es informada al Servicio Territorial de Medio Ambiente de Ávila, a la Diputación Provincial y a las patrullas provinciales del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona).

Una vez reservado el aprovechamiento es el propietario el que decide qué hacer con ello, pudiendo reservárselo para sí mismo o para terceros, que puede ser un único agente (mediante un contrato tipo agroalimentario) o al público en general (mediante la expedición de permisos). En la página web de la Asociación Forestal de Ávila se puede consultar la relación de Unidades de Gestión Micológica que actualmente se encuentran en esta última situación (www.asfoavi.es).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here