La Asociación ‘Ríos con vida’ denuncia la contaminación del Tajo y el Guadiana

0
0

    Por lo tanto, ha añadido el presidente de "Ríos con Vida", para estos caudales la "vieja definición escolar de los ríos son corrientes de agua en movimiento no sirve".

    En cuanto a su conservación, Brufau ha asegurado que es "pésima", así sobre el Guadiana dice que debido a las estaciones de agua "ilegales" está bajo tierra en más de 60 kilómetros a su paso por la provincia de Ciudad Real.

    Después, en el tramo extremeño y en el portugués, es un "embalse enganchado a otro" y el agua se encuentra afectada por "la contaminación agraria difusa", es decir, por el uso de nitratos, pesticidas y herbicidas.

    El Tajo, por su parte, recibe principalmente el agua "mas o menos depurada" de la provincia de Madrid y alrededores y está "troceado" por una serie larga de pantanos como el de Alcántara, el de Valdecañas o el de Torrejón, y afectado igualmente por la contaminación "agraria y urbanística".

    Los ríos "no entienden de fronteras", apunta el presidente, y la contaminación "surja de donde surja se esparce por todo el cauce".

    Para Brufau, tanto la administración como la ciudadanía han avanzado mucho en la concienciación de la conservación de los ríos, pero "los intereses creados por el gran sector del regadío y de la industria hidroeléctrica se anteponen al cumplimiento de la normativa europea".

    A este respecto, ha señalado que España es uno de los países que acumula "más sanciones por incumplimiento" de la Directiva Marco del Agua de la Unión Europea, que establece como única obligación jurídica la consecución del buen estado ecológico de los ríos.

    Otro de los "grandes problemas" que afectan a los ríos españoles, y, por tanto, al Tajo y al Guadiana, es la invasión de las especies no autóctonas "depredadoras de las especies autóctonas".

    Brufau ha insistido en que "está comprobado científicamente" que las especies invasoras "están acabando con las autóctonas" y que es "segunda causa de degradación del medio ambiente después de la destrucción del hábitat ", según el programa de Naciones Unidas.

    Por este motivo, ha aseverado que hay que evitar cualquier fomento de estas especies invasoras, por eso le parece "un grave error" que el Gobierno central quiera quitar del catálogo de especies invasoras al Lucio y al Black bass, que "tanto daño han ocasionado a la fauna".

    Para ‘Ríos con vida’ urge, además del cumplimiento de la directiva marco del agua, una reconversión ambiental de la política agraria común de la Unión Europea, "que fomenta el regadío", y de la política hidráulica española "que fomenta las obras por las obras".

    En este sentido, ha declarado que la técnica está queriendo cambiar el ciclo del agua y que eso es "una arrogancia humana", al igual que "se esté plantando arroz en la meseta".