La Autoridad Alimentaria europea confirma que la acrilamida en alimentos aumenta el riesgo de cáncer

0
24

      El café, las patatas fritas de bolsa, las galletas, los panes tostados y algunos alimentos para bebés son importantes fuentes de acrilamida.

    Teniendo en cuenta su peso corporal, los niños son los más expuestos por grupo de edad.

     Las autoridades nacionales y europeas ya recomiendan reducir la acrilamida en los alimentos en lo posible y facilitan consejos para la preparación de los alimentos a los consumidores y los fabricantes.