La bajada de los precios y la presión de la industria láctea sigue preocupando a las OPAs

0
5

      Vilalba ha afirmado, en conferencia de prensa, que el sector está atravesando un momento complicado y que se están aplicando parámetros "de manera unilateral" que paralizan la producción de calidad.

     En este sentido, ha señalado que mientras otros países están adoptando medidas para revertir esta situación, como Francia, España, en cambio, muestra "un distanciamiento" entre las declaraciones que proclama a la sociedad y las iniciativas adoptadas. "No valen y no son suficientes. Necesitamos una aportación más clara y menos ambigua", ha añadido.

     Así, Vilaba, acompañada por el ganadero Mariano Pazos, ha criticado que el último acuerdo entra la Consellería de Medio Rural y Cantabria para vigilar la política de los contratos sea superficial y "no entre en el fondo, en los puntos más básicos".

     Además, ha lamentado que no se proteja la superficie agraria con leyes como la del Suelo y que no establezcan normas para impedir vender la leche por debajo de los costes de producción establecidos.

     Vilalba, que regenta una explotación lechera en la Mariña de Lugo, ha abogado por aplicar medidas para canalizar los excesos de producción existentes en toda la Unión Europea y, así, alcanzar un sistema "ordenado y equilibrado" frente a la oferta y la demanda, que no se caracterice por "precios volátiles".

     Por su parte, Pazos, dueño de una explotación en la comarca de Xallas -en la Costa da Morte de A Coruña-, ha indicado que los productores, además de sufrir el veto ruso que prohíbe la exportación de la leche, también padecen una bajada de precios "unilateral" e "injustificada" que dificulta su trabajo.

      Asimismo, ha apuntado que Galicia, la Comunidad que más leche produce de toda España, es también la que tiene el precio por litro más bajo, una media de 3 o 4 céntimos menos. Así, mientras el precio de Galicia se sitúa en 0,33, otras Comunidades con explotaciones similares en cuanto a costes y problemáticas, alcanzan cifras superiores, como Andalucía -0,379-, Asturias -0,363-, Castilla la Mancha -0,363- o el País Vasco -con 0,359-.

ASAJA traslada a Inlac su preocupación por el sector


     Por su parte, el presidente de ASAJA Cantabria, Pedro Gómez, trasladó al presidente de Organización Interprofesional Láctea (Inlac), Ramón Artime, la preocupación del sector lácteo de Cantabria por la desaparición de las cuotas, el veto ruso, los contratos con la industria y los precios ínfimos de la leche. Gómez aprovechó las jornadas de la Interprofesional, donde se presentó la memoria de actividades y el plan estratégico 2015-2020, para defender los intereses de los ganaderos cántabros. En el acto estuvieron presentes integrantes del magrama, las consejeras de Ganadería de Cantabria y Galicia, representantes de la industria, entre otras personalidades relevantes en el sector lácteo.

     Al frente de las ponencias, el presidente de la Inlac, Ramón Artime; el secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, y la gerente de la Inlac, Águeda García. En las exposiciones se alertó de que España ha sobrepasado en un 2,5% su cuota, además se volvió a recordar que superar la cuota puede tener consecuencias nefastas para las explotaciones. Cabanas insistió en que el actual sistema de cuotas estará vigente hasta el 31 de marzo de 2015, por lo que los ganaderos tendrán que adaptarse a los nuevos tiempos.

     En este contexto, Gómez aseguró a Artime que el sector lácteo de Cantabria es vulnerable, porque los costes de producción no se cubren con las ventas, la industria incumple por norma los contratos y no hay un plan de reactivación a largo plazo de las explotaciones de leche. El año 2014 comenzó con euforia entre los ganaderos pero la bonanza en el sector duró tres meses escasos, apuntó el presidente de ASAJA Cantabria. Además, ambos coincidieron en que las cuotas han creado endeudamiento en el sector y muchos de ellos tendrán ese lastre incluso una vez haya finalizado el actual sistema.

     Asimismo, el presidente de la Inlac auguró que en los próximos años se pasará de las 22.000 explotaciones de leche a 14.000 como mucho. Ante este panorama, Artime pidió a la Administración que medie con la banca para que se otorgue financiación a los jóvenes, porque no pueden asumir las fuertes inversiones y además tener que absorber los costes de producción. .

     Por otro lado, el representante de ASAJA Cantabria mostró su interés por continuar el diálogo en pro de mejorar la calidad de vida de un sector empobrecido y seguir luchando para que haya un relevo generacional. “Algo complicado, porque los jóvenes de ahora no quieren ser esclavos de la industria y trabajar gratis, es necesario un cambio inminente si no queremos que sigan desapareciendo explotaciones”, señaló Pedro Gómez.