La bebida de almendra reduce estrés oxidativo en deportistas, según estudio

0
4

EFE.- La tesis, dirigido doctores del departamento de Biología Fundamental y Ciencias de la Salud de la UIB, se enmarca en un proyecto de investigación en el que se estudian las bases científicas de la acción de alimentos enriquecidos con ácidos grasos esenciales sobre la expresión de genes antioxidantes y el rendimiento deportivo.

Durante el entrenamiento regular y el ejercicio agudo se producen moderadas cantidades de especies reactivas de oxígeno y de nitrógeno (RONS), moléculas altamente reactivas que pueden desordenar las vías de señalización inducidas por los RONS y dañar diferentes componentes moleculares de las células, alterando su estructura y función.

Sin embargo, el organismo tiene mecanismos para evitar el efecto oxidante y perjudicial de las RONS, de manera que se produce un efecto hormético, dado que en situaciones de una producción de esta moléculas reactivas el organismo potencia las defensas antioxidantes.

La tasa de producción de estas moléculas durante el entrenamiento deportivo provoca daños oxidativos en lípidos y proteínas, pero también se mejora la maquinaria antioxidante del organismo y se producen otras adaptaciones que permiten hacer frente a situaciones de alta tasa de producción de RONS como las que se pueden producir en ejercicios intensos y agudos, como una competición deportiva o una etapa ciclista profesional.

El deportista entrenado tiene mejores defensas antioxidantes para combatir el efecto perjudicial de estas especies.

 La tesis doctoral de Miquel Martorell pone de manifiesto que la suplementación moderada de la dieta con una bebida funcional de almendra rica en ácido docosahexaenoico, DHA, aumenta los niveles circulantes de este ácido graso y su incorporación a las membranas celulares eritrocitarias.

Esta suplementación mejora la maquinaria antioxidante del organismo durante un período de entrenamiento, dado que el DHA participa en la regulación de la expresión de genes antioxidantes y antiinflamatorios, a la vez que disminuye la capacidad de producción de RONS por parte de las células inmunitarias activadas y el daño oxidativo, principalmente tras la realización de una actividad física extenuante.

Esta es una investigación conjunta de la UIB y el Centro de Investigación Biomédica en Red Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (Ciberobn).